El proyecto autogestionario

La autogestión como fin y como camino

Como proyecto político, la autogestión es a la vez un fin y un método.

Como fin, la autogestión constituye la forma de organización y el modo de funcionamiento de una sociedad fundada, al nivel de los principios y de las prácticas, sobre la participación de todas y de todos en el conjunto de las decisiones en los campos económico y político, a todos los niveles de la esfera colectiva con vistas a la emancipación de cada uno y de cada una.

Como camino, la autogestión es también una práctica inmediata, incluso en el marco de la sociedad capitalista, incluso si el desarrollo de la autogestión como autogestión generalizada es imposible en el marco del capitalismo. Como práctica inmediata, la autogestión es necesaria para acumular fuerzas, para demostrar que las dominaciones y las jerarquías no son inevitables, y que otra sociedad, postcapitalista, es posible; al desarrollarse, la autogestión prepara y condiciona las rupturas con el capitalismo.

Finalmente, más allá de las prácticas y objetivos, la autogestión implica una estrategia transitoria para el cambio de sociedad, hecha de rupturas y de saltos cualitativos, favoreciendo la emergencia de un doble poder que comienza en la transición autogestionaria y abre la vía hacia la autogestión generalizada.

Rojo y Verde nº 324

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: