Por la Autogestión: SOLIDARIDAD con los trabajadores del BAUEN

abril 11, 2014

Martes 15 y miércoles 16 de abril de 2014:

Jornada Internacional de solidaridad con el B.A.U.E.N.

Hotel BAUEN contra el desalojo

El Hotel BAUEN es una de las más emblemáticas empresas recuperadas por los trabajadores en Argentina. Cerrado por sus dueños a través de una maniobra fraudulenta que dejó a todos sus trabajadores en la calle a finales de 2001, el enorme edificio de 20 pisos de altura en pleno centro de Buenos Aires estuvo abandonado por más de un año hasta que un grupo de sus antiguos empleados lo ocupó el 21 de marzo de 2003. Se inició así un proceso de 11 años de autogestión que creo 130 puestos de trabajo y puso en valor un hotel vaciado y abandonado por sus patrones, prácticamente sin financiamiento externo. Además, convirtió a un hotel que antes fue símbolo de la corrupción del poder en un lugar de reunión y solidaridad para movimientos sociales, sindicatos y organizaciones de trabajadores, donde se realizaron cientos de jornadas de organización y debate, incluyendo eventos académicos y culturales.

 

Pero el BAUEN no es solo emblema de autogestión. Su origen es también un ejemplo claro de  la connivencia y corrupción entre el poder económico y la dictadura genocida que ensangrentó a la Argentina entre 1976 y 1983. El BAUEN fue construido para el mundial de fútbol de 1978 con créditos de un banco del Estado (el BANADE) que nunca fueron pagados. Por esa deuda, el Estado podría recuperar la propiedad del hotel. En lugar de eso, mientras la deuda de los empresarios no se ejecuta, la justicia dictaminó que la empresa Mercoteles (continuadora de la empresa original) es la dueña del edificio y ordenó el desalojo de la cooperativa de trabajadores. La demanda fue apelada por la cooperativa pero fue rechazada en todas las instancias judiciales.

 

El 21 de marzo de 2014, al cumplirse 11 años de la recuperación del BAUEN por los trabajadores, se conoció la orden de desalojo contra la cooperativa. Los trabajadores y numerosas organizaciones sociales están dispuestos a resistir esperando que se llegue a una solución definitiva, que reconozca el trabajo y el rol social, económico y cultural de la empresa autogestionada y que no premie a los empresarios corruptos y cómplices de la dictadura.

 

Los abajo firmantes nos solidarizamos con los trabajadores del BAUEN y esperamos una urgente solución que permita continuar con una experiencia de autogestión que es ejemplo para el mundo.

Firma la petición internacional en SOLIDARIDAD con los trabajadores del BAUEN: https://www.surveymonkey.com/s/R7HGGT8

ALTERNATIVA ROJA Y VERDE – LOS ALTERNATIVOS (LES ALTERNATIFS)

Anuncios

Contra el desmantelamiento de los sistemas de protección social: participación popular en su gestión. Ningún gobierno solucionará la crisis. La lucha es el único camino.

febrero 21, 2013

logo RAAS

Lo que está ocurriendo con la Sanidad, la Educación y todos los sistemas de protección social, en el estado español y en toda Europa, no es más que el  desmantelamiento de las conquistas que nuestros padres y abuelos lograron a lo largo de décadas. El capitalismo  cada vez necesita menos mano de obra en Europa, al haber  trasladado la producción a los países del sur donde aplica condiciones de semiesclavitud en pleno siglo XXI. Por eso ya no necesita garantizarnos unos servicios públicos mínimos, y en cambio convierte nuestra salud, el futuro de nuestros hijos, la educación, y la vida de nuestros mayores y dependientes en un negocio, SU NEGOCIO.

Al mismo tiempo aumentan la explotación laboral, aprovechándose del miedo de los trabajadores a perder su trabajo, del pánico que produce entre los desempleados no saber si alguna vez podrán trabajar, si serán capaces de cubrir las necesidades básicas el próximo mes. Son terroristas, siembran el terror y miedo entre los trabajadores aprovechándose de la situación de miseria y desesperación que se va extendiendo cada vez entre más familias. 

MIENTEN: hay recursos suficientes para que todxs vivamos dignamente. Solo el capitalismo y la especulación financiera son los responsables de la situación actual.

OBSERVA: mientras nos ofrecen cada vez más objetos innecesarios y se crean falsas necesidades, mayor es el número de personas con dificultades para cubrir sus necesidades más básicas –vivienda, educación, sanidad, dependencia…-.

DESCONFIA: ahora tratan de convencernos desde las “cumbres sociales” que sólo con cambiar de gobierno se solucionara el problema; que regresaremos milagrosamente al estado anterior; que nos sacarán de la “crisis”.  Todos los gobiernos, sea cual sea su color, trabajan prioritariamente para las multinacionales, la banca, los ricos, los poderosos.

RECUERDA: solo el que olvida tropieza dos veces en la misma piedra. PSOE, PP, CiU, PNV y CC aprobaron la ley 15/97, ley que ha hecho posible la privatización de la sanidad.  ¿Quiénes la han ido aplicando en las Comunidades Autónomas?, gobiernos del PP, PSOE e incluso IU e ICV. ¿Quiénes aprobaron la ley que legaliza los conciertos educativos?, ¿Quiénes han dado miles de millones de nuestro dinero a la escuela concertada y a la privada en todo el estado durante décadas?

ORGANÍZATE PARA LA  LUCHA: en asambleas en tu barrio o pueblo, y promueve el apoyo mutuo, las soluciones colectivas y la autogestión. Ningún gobierno nos sacará de la “crisis”.

Sabemos que no sirve para nada meter un papel en una urna cada 4 años. Pero también sabemos que no hay ni salvadores, ni recetas mágicas que tan sólo haya que seguir con los ojos cerrados. La lucha contra la privatización de todo lo público, contra el paro y por el reparto del trabajo, y por los derechos esenciales para la mayoría, no puede separarse de la lucha contra el capitalismo. Porque es el capitalismo el que impone la “crisis” y sus consecuencias.

La alternativa sólo puede construirse entre los trabajadores y los excluidos y desde el mismo proceso de luchas, desde abajo y desde lo cotidiano, unificando las luchas, sin descuidar el trabajo a pequeña escala en nuestro entorno, para construir el cambio a una sociedad igualitaria. Y llevara tiempo.

En el caso de los servicios públicos, para que sirvan a las personas, no a los mercados, tienen que ser éstas las que de forma directa participen en la toma de decisiones, como participan de forma directa en la financiación de los mismos.

En el caso de la lucha contra la privatización de la Sanidad, proponemos:

  • Derogación de la Ley 15/97 y todas las normas autonómicas que permiten la privatización de la sanidad
  • Rescate de los centros privatizados y su paso a manos públicas.
  • Supresión paulatina de los conciertos privados e implantación de un turno de tarde en los hospitales en aquellas categorías en las que no exista (medicina…) para crear empleo, a la vez que se utilizan al 100 por 100 los recursos públicos
  • Planificación de un modelo de industria farmacéutica básica nacional
  • Sanidad para todxs, independientemente de su situación laboral o administrativa.
  • Frente a la sanidad estatal, gestionada por los mismos que luego pasan a formar parte de las empresas privadas que la parasitan, sanidad realmente pública. Si el paciente es el centro del sistema: establecimiento de mecanismos democráticos de participación real por parte de la población en la gestión de los centros.

invierno 2013

 Red Autogestionada Anti-Privatización de la Sanidad (RAAS)

Los militantes de Los Alternativos apoyamos este Comunicado de la RAAS, pues estamos vinculados a esa organización e implicados en sus luchas.


Actos con compañeros griegos por todo el estado: Movimientos Alternativos en la actual crisis griega

enero 13, 2013

CARTEL_GENERICO_GRIEGOS

Organizadas por la Red Autogestionada Anti-privatización de la Sanidad, y apoyadas por diversas organizaciones de todo el estado, se va a desarrollar una gira de charlas por todo el país, desde el 16 de enero al 5 de febrero. Más abajo publicamos el calendario con las fechas y lugares.

Grecia es actualmente la base de experimentos del capitalismo. El mundo contempla lo que sucede allí como avanzadilla del futuro. Desde dentro, los movimientos alternativos plantean soluciones que se oponen frontalmente al sistema o se desarrollan al margen de él. Mario Tursunidis, del movimiento libertario de Salónica, y Costas Floros, miembro del sindicato de camareros de Atenas, explican algunas de estas propuestas.

Los Alternativos apoyamos estos actos y animamos a todos a participar en ellos. Los militantes del núcleo en La Mancha asistiremos al que se desarrollará en Alcázar de San Juan, organizado por el SOV de CGT, el jueves 17 de enero a las 18:00 horas en el centro cívico-junto a la plaza.

CALENDARIO_GRIEGOS. DEFINITIVOdoc


El proyecto autogestionario

mayo 5, 2011

La autogestión como fin y como camino

Como proyecto político, la autogestión es a la vez un fin y un método.

Como fin, la autogestión constituye la forma de organización y el modo de funcionamiento de una sociedad fundada, al nivel de los principios y de las prácticas, sobre la participación de todas y de todos en el conjunto de las decisiones en los campos económico y político, a todos los niveles de la esfera colectiva con vistas a la emancipación de cada uno y de cada una.

Como camino, la autogestión es también una práctica inmediata, incluso en el marco de la sociedad capitalista, incluso si el desarrollo de la autogestión como autogestión generalizada es imposible en el marco del capitalismo. Como práctica inmediata, la autogestión es necesaria para acumular fuerzas, para demostrar que las dominaciones y las jerarquías no son inevitables, y que otra sociedad, postcapitalista, es posible; al desarrollarse, la autogestión prepara y condiciona las rupturas con el capitalismo.

Finalmente, más allá de las prácticas y objetivos, la autogestión implica una estrategia transitoria para el cambio de sociedad, hecha de rupturas y de saltos cualitativos, favoreciendo la emergencia de un doble poder que comienza en la transición autogestionaria y abre la vía hacia la autogestión generalizada.

Rojo y Verde nº 324


Defender, reconquistar, desarrollar, autogestionar los servicios públicos

enero 16, 2011

De los recortes presupuestarios a la ofensiva privatizadora

La batalla que están llevando a cabo las fuerzas del capital contra los servicios públicos no es nueva: oponer la “equidad” a la igualdad y a la solidaridad; combinar privatizaciones y mercantilización a escala global con una pizca de capitalismo compasivo a favor de los más pobres; asfixiar los servicios públicos reduciendo los presupuestos y suprimiendo empleos; después utilizar el argumento de la degradación del servicio para degradarlo todavía más; y ampliar el proceso de privatización.

Con la presión ejercida por las finanzas sobre los Estados, y la consecuente presión a su deuda para salvar el sistema bancario, se abre lo que las instituciones financieras y los ultraliberales caracterizan como una “gran oportunidad”, un momento histórico que puede permitir imponer políticamente a los pueblos medidas radicalmente antisociales. Los servicios públicos, el sistema de protección social, están amenazados claramente por esta ofensiva.

Los servicios públicos son incompatibles con el proyecto de los liberales

La ofensiva a nivel mundial (Acuerdo General sobre el Comercio y los Servicios), las directivas europeas, las políticas de desmantelamiento llevadas a cabo en Francia, van en la misma dirección. Todo debe ser entregado a la libre competencia, todo debe dar beneficios. Todos los aspectos de la vida deben ser mercantilizados. La próxima ofensiva se anuncia alrededor de la dependencia y el “quinto riesgo”[1].

Por qué defendemos los servicios públicos

Los Alternativos no defienden los servicios públicos por nostalgia de una “edad de oro”. Los defendemos porque, incluso degradados, siguen siendo una herramienta de acción pública que reduce las desigualdades y limita la dislocación de la sociedad. Son a menudo una última barrera frente a la precariedad, frente a la miseria y frente a las discriminaciones en los barrios populares, frente a la pauperización de las zonas rurales.

Los servicios públicos son una propiedad pública, el patrimonio de las clases populares. Luchamos para que no sean liquidados en beneficio del sector mercantil y para que gocen de los medios que les permitan el desarrollo de sus misiones, en unas condiciones que posibiliten el acceso a ellos de todos los ciudadanos.

Para defender los servicios públicos debemos reconquistarlos

La presencia en el seno de las instancias de dirección, junto a los representantes de los trabajadores, de representantes de los usuarios y de las localidades es indispensable, para actuar, de manera transparente, con objetivos de utilidad social y ecológica.

Los Alternativos consideramos posible la diversificación de las formas de apropiación colectiva. Somos partidarios de la nacionalización de los servicios en red (energía, transportes ferroviarios) y de la socialización del sector bancario, bajo control popular y ciudadano.

Por otra parte, los servicios públicos colectivos pueden ser puestos en manos de las administraciones locales o de iniciativas populares (guarderías infantiles, locales de las asociaciones, centros de desempleados, centros sociales, asistenciales…)

¡Los colectivos deben defender y desarrollar los servicios públicos!

La movilización por los servicios públicos necesita de un amplio frente politico-social. El movimiento contra la privatización del correo, incluso si no pudo alcanzar una amplia escala en su duración, fue un precedente importante. Esta movilización duradera es vital en los barrios populares y en los sectores rurales sacrificados a la lógica capitalista. Cada lucha contra la liquidación de un servicio a la población, cada colectivo unitario, se inscribe en un movimiento global en construcción.

Los daños de las privatizaciones son conocidos

Bajo el discurso de la competitividad, de la libre competencia, la subida constante de las tarifas, las desigualdades entre territorios, la gestión aleatoria de los riesgos…

Pero la lucha necesaria contra las privatizaciones pasa también por la puesta en cuestión de otras contradicciones: opuestos a la energía nuclear y partidarios del nuevo modelo energético, los Alternativos se oponen a los lobbies nucleares privados y públicos. Los Alternativos se posicionan a favor de una gestión pública local, en forma de concesiones públicas o de sociedades cooperativas de interés colectivo (SCIC), de las energías renovables (eólica, fotovoltaica, biomasa, etc.) y de los residuos.

La presión de la tecnocracia de Estado y de las formas de gestión inspiradas en el sector privado degrada los servicios públicos

Esa presión facilita los procesos de privatización dividiendo a los trabajadores, contribuyendo a la degradación del servicio. La respuesta alternativa es la intervención de los asalariados y los usuarios, es la definición democrática de objetivos de utilidad social y ecológica.

Una nueva visión de los servicios públicos

La centralización necesaria para dar coherencia a la red de los servicios públicos no debe encorsetar, sino aportar directrices. Las adaptaciones a las realidades sociales y territoriales son necesarias. La igualdad es compatible con la asignación de medios específicos para aquellos sectores o usuarios más débiles, a contracorriente de las lógicas de exclusión y de pauperización que dislocan la sociedad. Esa conducta, que ha abierto una brecha en el sector educativo por la derecha política, vale en otros sectores.

La extensión del campo de los servicios públicos permitirá privilegiar la solidaridad y la utilidad social y ecológica, antes que el “que cada uno mire por lo suyo” y la alienación consumista. Esta extensión es particularmente urgente para hacer retroceder la privatización del agua y para combatir la explosión del mercado “libre y no falseado” de la vivienda. La creación de cooperativas de viviendas debe ser animada.

Los Alternativos se pronuncian también por la reconquista y la gestión territorial de las tierras cultivables con el fin de favorecer la agricultura campesina y ecológica, y favorecer los circuitos cortos de intercambio. La reapropiación del dominio público sobre el agua y los saneamientos pasa particularmente por la colocación de administraciones municipales en las Cuencas.

En ciertos casos, iniciativas colectivas, no mercantiles, pueden ser sostenidas mediante acuerdos con colectividades territoriales (escuelas asociativas en lenguas de las regiones, en la perspectiva de una progresiva integración enla Escuela Pública; guarderías infantiles familiares; centros de cuidados autogestionados). Sectores de la economía social y solidaria también pueden ser sostenidos, en el respeto a un pliego de condiciones que garantice su utilidad social y ecológica.

La apropiación social y pública necesita una dinámica de propuestas y de movilización

La reconquista, la extensión de los servicios públicos, adoptarán diversas formas, y los hilos conductores serán su utilidad social y ecológica, la intervención popular y ciudadana. La movilización necesita un frente político-social muy amplio. Sindicatos, asociaciones, colectivos unitarios, movimientos políticos: todos juntos en pos de la solidaridad social y territorial.

Estados Generales de los Servicios Públicos se efectuarán el 29 y 30 de enero de 2011 (Ayuntamiento de Orly, Val-de-Marne) por iniciativa de un colectivo muy amplio y unitario. Los Alternativos son parte de él.

Resolución adoptada porla Coordinación de Los Alternativos, a 16 de Enero de 2011


[1] 5eme risque. Es un sistema de protección vinculado a la Seguridad Social, que incluye varios aspectos de ésta.