Notre Dame des Landes: hasta la retirada del proyecto

febrero 25, 2014

NDdL

 

Comunicado de Les Alternatifs del 23 de Febrero de 2014

La principal lección de la manifestación del sábado 22 de Febrero contra el proyecto de aeropuerto en Notre Dame des Landes, es la fuerza y la diversidad creciente del movimiento de solidaridad. Una fuerte presencia del mundo campesino, con centenares de tractores, y decenas de miles de personas en la calle, de las que una gran parte participaban en los cortejos de los colectivos de apoyo y de movilización.

Se demuestra así que podemos recuperar la calle. Se demuestra también que la lucha en Notre Dame des Landes encuentra, por su tenacidad, su inventiva, y sus exigencias de alternativa al capitalismo productivista, un amplio eco en la sociedad, con la multiplicación de los comités de apoyo y el compromiso de muchísimos jóvenes.

El poder puede reprimir, intentar desviar la atención de lo esencial, pero no romperá la movilización.

Nuevas formas de politización, lazos entre resistencia y alternativa, entre ecología y combate social: ¡el impulso se ha tomado, hasta la retirada del proyecto Vinci-Ayrault!


Comunicado de las organizaciones convocantes de la Manifestación contra el aeropuerto de Notre-Dame-des-Landes del 22 de Febrero de 2014

febrero 23, 2014

La manifestación de hoy ha supuesto una movilización sin igual hasta la fecha

Se han contado 520 tractores, venidos de todos los departamentos limítrofes, dos veces más que el 24 de marzo de 2012 en Nantes. Esto muestra una implicación masiva del mundo campesino. Los tractores que se encargan de la vigilancia están dispuestos a intervenir sobre la Zona a Defender (ZAD).

Había 63 autobuses venidos de todas las regiones de Francia, dos veces más que cuando se hizo la cadena humana. Es el signo de una movilización a escala nacional y de la conexión entre Notre Dame des Landes y las otras luchas contra los grandes proyectos inútiles e impuestos.

Había entre 50.000 y 60.000 personas, muchas más que en el momento de la manifestación de la re-ocupación del 17 de noviembre de 2012. Se trata de la movilización más masiva del movimiento hasta la fecha.

La manifestación fue festiva, creativa y decidida, con batucadas, salamandras, tritones gigantes, máscaras de animales que mostraban la negativa a la destrucción de las especies protegidas y a las supuestas medidas de compensación. Se sucedieron las tomas de palabra y las animaciones hasta las 18 horas en la plaza ajardinada Daviais.

La prefectura había decidido poner a Nantes en estado de sitio e impedirnos a nosotros hacernos visibles en el centro de la ciudad. Es la primera vez que se prohíbe a una manifestación pasar por el Cours des 50 Otages (el Paseo de los 50 Rehenes). Una parte de la comitiva pasó por la isla Beaulieu. Trató de pasar por el trayecto inicialmente previsto e hizo frente a una represión policial violenta a tiros de pelotas de goma, gases lacrimógenos y granadas ensordecedoras. Esto no impidió a los manifestantes quedarse en masa en las calles de Nantes hasta el final.

Existen diferentes maneras de expresarse en este movimiento. El gobierno se muestra sordo ante la contestación anti-aeropuerto, por lo que no es asombroso que una cierta cólera se exprese. ¿Qué podría pasar en caso de una nueva intervención sobre la ZAD?

Este día es un éxito y los diferentes componentes de la lucha siguen unidos sobre el terreno. La oposición no para de crecer desde hace 30 años. ¡El gobierno no tiene otra elección que abandonar el proyecto de aeropuerto!

Gardarem NDDL

Traducción: Paco Fernández, militante de Alternativa Roja y Verde – Los Alternativos


Una solución al desempleo: la reducción del tiempo de trabajo

febrero 22, 2014

Octavilla de nuestros camaradas de Les Alternatifs Isère (38) http://www.alternatifs.org/38

RTT

  • Cada día más parados

En Diciembre, el desempleo ha seguido aumentando a pesar de llevarse a cabo 60.000 expulsiones. En cuatro años, hemos pasado de 2.660.800 desempleados de categoría A, a 3.303.200. Contando los desempleados parciales, el número aumentó a 4.890.000. Ésta es la prueba de que las recetas utilizadas desde hace décadas no son las buenas.

  • Los fallos de las “recetas” actuales

Hasta ahora, nuestros gobernantes insisten sobre la competitividad y el crecimiento de nuestra economía. Sin embargo, una empresa como Airbus, a pesar de una agenda cargada de pedidos, anuncia 5.800 despidos. A pesar del buen estado de la compañía, esto no significa la creación de nuevos puestos de trabajo, ni siquiera la preservación de los ya existentes.

Nuestro presidente dice que reduciendo contribuciones de los empresarios, nuestra economía será competitiva y creará empleo. Recordemos la reducción del IVA en la reforma llevada por Sarkozy, que también crearía puestos de trabajo…

  • Las verdaderas causas del desempleo

El automatismo, la burocracia, la productividad e internet reducen la cantidad de trabajo que hacer. Nosotros no condenamos los avances técnicos, siempre que beneficien a la población: que nadie enferme ni por exceso de trabajo ni por desempleo. Reducir la cantidad de trabajo que hacer y llevarlo a cabo en las mejores condiciones son buenas cosas, pero también debería permitir reducir la jornada laboral (sin reducir el salario medio) y no el número de trabajadores. Del mismo modo, no se debe aumentar la edad de jubilación.

  • La única solución es internacional

Cada país se coloca en la carrera por la competitividad tomando las mismas medidas para atraer al Capital, reduciendo los gastos y los impuestos a las empresas. Como todo el mundo actúa del mismo modo, estas medidas se anulan entre ellas. Sólo la cooperación internacional puede responder al problema de la competitividad de la economía. La reducción del tiempo de trabajo, a nuestro parecer, reducirá la competitividad de nuestra economía. Ahora bien, el problema mundial del desempleo requiere una respuesta global, y por lo tanto una reducción global del tiempo de trabajo. Nunca se ha abordado este tema en conferencias internacionales. Cuando François Holland viaja a diferentes países (Sudáfrica, Turquía, etc.) nunca aborda esta cuestión con sus homólogos. Acompañado por líderes empresariales franceses, simplemente se contenta con apoyar sus intereses.

  • ¿François Hollande socialista?

El candidato Hollande prometió prohibir despidos de las empresas que tuviesen ganancias. ¡Todavía lo estamos esperando! Sin embargo, tiene aprobada por el Parlamento la ANI (Acuerdo Nacional Interprofesional) que permite forzar al trabajador a hacer horas extras no remuneradas. La corrupción (caso Cahuzac) y los vínculos entre el gobierno y la patronal explican esta política en contra de los intereses de los trabajadores.

  • Una lucha necesaria

La Unión por un Movimiento Popular y el Frente Nacional, al igual que el Partido Socialista, no están por la reducción de la jornada laboral. Les Alternatifs son uno de los pocos partidos políticos que lucha por ello. Pero esto no sucederá sin luchar: a este respecto son ejemplares las luchas llevadas a cabo por las huelgas de basura del metro y la de los bomberos de l´Isère contra el aumento de su tiempo anual de trabajo.

Traducción: Roberto, militante de Alternativa Roja y Verde – Los Alternativos


Nuclear y Transición Ecológica

enero 12, 2014

Nuclear y transición ecológica (Resolución sobre Ecología adoptada por el Congreso de Les Alternatifs – Los Alternativos de Noviembre de 2013)

Notas Introductorias:

#1. Se trata de reafirmar esencialmente nuestro posicionamiento antinuclear. En efecto, desde el congreso de Ruán de noviembre de 2010, ha tenido lugar la catástrofe de Fukushima en marzo de 2011 con todas sus consecuencias.

#2. La resolución es más detallada con el fin de precisar un marco y definir los objetivos que conciernen a nuestra concepción de la transición ecológica y energética, y esto, en un camino autogestionario.

  • 1. Por el abandono de la energía nuclear civil y militar.

Para recordar: Francia posee el número más elevado en el mundo de reactores nucleares por habitante (58 reactores, casi uno por un millón de habitantes) y su consumo de energía es dependiente de las energías fósiles en un 75 %. La nuclear produce el 78 % de la electricidad.[i]

La catástrofe de Fukushima de marzo de 2011 demostró una vez más el peligro del átomo, en lo que respecta al sector vinculado al “átomo militar” (MOX: mezcla de óxidos de Uranio y Plutonio[ii]). Es imposible ignorar todos los accidentes nucleares que han salpicado el mundo desde el de Three Mile Island en 1979. No podría estar en discusión apostar sobre el futuro, a riesgo de un peor accidente “grave” o todavía de un accidente “mayor” (grave no controlado), que tendría consecuencias inconmensurables.

Alemania se comprometió con la vía del cierre, ¿por qué Francia no la imitaría optando por el abandono?

Los lazos intrínsecos entre el ejército y la industria nuclear no necesitan demostración y la energía nuclear es ante todo una energía de destrucción. Francia debe emprender un desarme nuclear unilateral y comprometer una readaptación de su industria militar basada en la utilización del átomo.

A nivel sanitario, es la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) la que está encargada de las investigaciones de los efectos de la radioactividad, la Organización Mundial de la Salud (OMS) sólo puede publicar comunicados con el aval de la AEIA. La OMS debe poder efectuar investigaciones y publicar los resultados sin control de la AEIA, la cual está influida por los lobbies pronucleares.

Les Alternatifs son antinucleares, y reafirman:

  • su oposición a la energía nuclear civil y militar;
  • el compromiso que tomaron en el momento de la firma del “llamamiento solemne” de marzo de 2011 (firmado por 68 organizaciones en respuesta a la catástrofe de Fukushima) y que estipulaba:

◦             El abandono de todos los proyectos electronucleares en curso (EPR de Flamanville, línea THT Cotentin-Maine, EPR de Penly, ITER, Bure y los proyectos de centros de almacenamiento de los residuos nucleares generados en el sector electronuclear, ASTRID) mientras los ciudadanos no hubieren estado en condiciones de pronunciarse democráticamente sobre nuestra política energética, sobre el recurso a la energía nuclear, incluso si es necesario por referéndum;

◦             La renuncia a la prolongación de la explotación de los reactores que han alcanzado o sobrepasado los 30 años de funcionamiento;

◦             El abandono completo de todos los proyectos llevados a cabo en el extranjero por la industria nuclear francesa, lo que incluye la detención de todas las exportaciones, particularmente del “combustible MOX”.

Además, AREVA debe detener toda explotación de uranio en Níger, en Canadá y en Kazajistán, abandonar las prospecciones de minas africanas (en la República Democrática del Congo y en otros lugares) y Francia debe detener las intervenciones imperialistas destinadas particularmente a asegurar el aprovisionamiento del mineral, como recientemente en Malí.

Una vez decidido el abandono de la nuclear, habrá que comprometer la transición energética para realizar la salida de la nuclear, si es posible, entre 5 y 10 años.

Les Alternatifs iniciarán un proceso dirigido a los trabajadores, particularmente a los precarios de la nuclear, con el fin de intervenir en las condiciones de trabajo, un balance real del estado del conjunto, y de los riesgos expuestos.

Les Alternatifs defenderán sus posiciones cerca de sus compañeros de la reagrupación “Ensemble / Trait d’union” (también signatarios del “llamamiento” de marzo de 2011) y las expresarán en el seno del “Front de gauche”. Reforzarán su compromiso en las luchas antinucleares. Comprometerán una reflexión sobre su mantenimiento en el seno de la red “Sortir du nucléaire” (enfrentada a una crisis organizativa y con la que existen divergencias estratégicas) al final de la próxima Asamblea general de enero de 2014.

2.      Transiciones ecológicas y energéticas.

Durante la fase transitoria, desde la decisión del abandono de la nuclear, Francia deberá recurrir a energías fósiles (gas, carbón). Las energías fósiles representarían el 30 % de la producción de electricidad en caso de abandono de la nuclear en 10 años. Es por eso que deberán ser tomadas algunas medidas en los sectores que emiten más gases de efecto invernadero: los transportes, la construcción y la agricultura intensiva.

La transición energética debe insertarse en la transición ecológica global para, particularmente, permitir la reducción del consumo energético. Se trata también de incitar esta transición evitando al mismo tiempo, por una parte, el fortalecimiento del capitalismo a través del capitalismo verde y la economía verde,  y, por otra parte, la elección de una evolución de tipo reformista como la propuesta por el PG en el ámbito del ecosocialismo, que pretende esencialmente cubrir las necesidades.

La transición que queremos implica que el sistema productivo y, por tanto, las decisiones políticas (propiedad social, sistema financiero, …) estén en coherencia con los cambios económicos, en mutación rápida en un proceso coherente, aunque en adaptación semi-permanente. Esta transición debe ser meditada y debe comprometer tanto más cuanto que la energía, todavía más que otras cuestiones ecológicas, está en el corazón del sistema y es uno de sus determinantes principales, tanto del lado de la producción como del consumo.

Se trata de realizar una readaptación ecológica de la economía en su totalidad y en cada sector de producción y de intercambio: energía, industria, agricultura, distribución, ordenación y urbanismo. En sus tres componentes (producción, consumo e intercambio), el sistema económico que hay que construir debe responder a los objetivos siguientes:

  • satisfacción prioritaria y total de las necesidades humanas fundamentales: alimentación, formación, vivienda, salud, cultura;
  • limitación de las otras producciones, con prioridad para los bienes y servicios que mejoran las condiciones de vida y de trabajo, búsqueda de un uso colectivo y económico de los bienes duraderos (transporte, vivienda, equipos culturales y turísticos) y acceso lo más equitativo posible de todos a los bienes y servicios;
  • reparto equilibrado de la producción sobre todo el territorio;
  • búsqueda de formas de cooperación y de intercambio internacionales que respondan a los criterios enunciados más arriba para cada país afectado.

Estas orientaciones para un “alterdesarrollo” permiten responder a la pregunta de la evolución de la producción y del reparto de los bienes o de la riqueza superando los debates entre decrecimiento y tipo de crecimiento, e inscribiéndose en una búsqueda de la austeridad.

2.1     – Es en el ámbito de esta transición donde deben ser comprometidas medidas a corto plazo:

  • invertir masivamente en la búsqueda de energías renovables comenzando por redestinar los créditos consagrados a la nuclear y al ITER.
  • desarrollar un mix energético (hidráulica, solar, éolica, biomasa, geotérmica, etc.) a gran escala, que permitirá una producción equivalente a la de 25 reactores nucleares en 10 años.
  • renunciar a los proyectos de exploración y de explotación del gas y el petróleo de esquisto y de anular todos los permisos que han sido concedidos.
  • ahorrar energía poniendo freno a los despilfarros. Gracias sólo al ahorro de energía, 23 reactores nucleares podrían estar parados en 10 años.

Pero la eficiencia (reducción de los despilfarros, mejores tecnologías, etc.) no bastará, hará falta conjugarlo con la austeridad reduciendo la demanda final de energía a cerca de la mitad en la Unión Europea.

2.2     – Las apuestas y los desafíos democráticos de la transición energética.

La apuesta por la transición sobrepasa ampliamente nuestras fronteras y concierne al conjunto del planeta. Debemos pues razonar a esta escala. La explotación fósil ha estallado con el desarrollo del capitalismo (representa el 90 % de las fuentes de energía) y el acaparamiento de los recursos genera numerosos conflictos. La nuclear representa sólo el 2 % de la producción mundial.

Las apuestas geoestratégicas son enormes. Suponen repensar las relaciones entre los estados y comprometer una nueva distribución mundial repasando de nuevo los intercambios y, en primer lugar, reduciendo los flujos de transportes. Para responder a las apuestas climáticas del horizonte 2020 y 2050, se impone un cambio radical de nuestro sistema energético, que deberá respetar un equilibrio Norte-Sur y garantizar la justicia social.

Este cambio implica:

  • Una reducción importante del consumo de energía de los países del Norte y el abandono de la energía nuclear en Francia. Lo que a su vez cuestiona las lógicas capitalista y productivista.
  • Una crítica radical del crecimiento capitalista y el decrecimiento de una parte de la producción material (en particular la que tiene relación con el armamento y la publicidad) y transportes por carretera, individuales y aéreos, por la relocalización y el desarrollo de una autonomía alimentaria a escala de los territorios (escala que debe ser determinada por la democracia activa), así como el fortalecimiento de las luchas contra los grandes proyectos inútiles e impuestos (GPII): es lo que llamamos la objeción al crecimiento y el “alterdesarrollo”.
  • Una contestación al «capitalismo verde», que no se halla en condiciones de responder a las apuestas energéticas y ecológicas. Las medidas técnicas – llamadas de eficiencia – que representan el 70 % en el escenario Négawatt[iii], favorecen particularmente los beneficios de las multinacionales. La urgencia ecológica impone la puesta en marcha de soluciones que descansan en la elección de técnicas apropiadas, renovables y duraderas, lo mismo que una producción descentralizada y diversificada.
  • Una articulación entre una democracia económica y social – que excluye la producción y la distribución de la energía en la esfera del mercado y del beneficio – y una democracia activa que articula formas representativas y procesos de democracia directa (presupuestos participativos, instancias de decisión ciudadanas que tienen por objeto la elaboración de los proyectos, el control de su puesta en marcha y la evaluación de su realización, con eventualmente su reconsideración), que podría plasmarse en el marco de una «ordenación / planificación democrática ecológica».

El desafío está pues en conjugar la «democracia real» y la justicia social.

2.3     – La transición ecológica y energética implica:

  • una articulación entre los niveles nacional y local, en términos de producción y distribución de energía: entre un servicio público nacional (polo público de la energía) e instancias locales: entidades públicas controladas por los ciudadanos y trabajadores y cooperativas (SCIC[iv]). La ley Energía de 2002, llamada Cochet, que ha desregulado la producción de la electricidad y maximizado los beneficios, debe ser revisada;
  • una reconversión ecológica de la industria (automóvil, agroalimentaria, abandono de la nuclear, etc.) y una relocalización de las actividades con unidades de producción más pequeñas;
  • un desarrollo importante de los transportes colectivos respetuosos con el medio ambiente (trenes, tranvías, etc.)
  • la elaboración de planes alternativos que unan a los-as trabajadores-as, los sindicatos, las asociaciones y los-as ciudadanos-as con el fin de garantizar los derechos sociales y el respeto de la naturaleza que integre totalmente nuevas relaciones de producción y nuevas organizaciones del trabajo;
  • una toma en cuenta de las necesidades sociales (accesos al agua y a la energía para todas y todos) y la puesta en marcha de un reparto equitativo indispensable entre los niveles nacionales y locales que incluyan la gratuidad de los primeros tramos y tarificaciones progresivas;
  • una convergencia de las luchas sociales y ecológicas para influir en las orientaciones políticas a un nivel macro, las luchas aceleran la toma de conciencia;
  • una valorización de los campos de experimentación (agricultura, autoconstrucción, producciones cooperativas de energía renovable, etc.);
  • reflexiones ciudadanas a escala territorial que permitan compartir las “inteligencias” y desarrollar alternativas concretas innovadoras. Las coordinaciones locales entre las cooperativas de producción e instancias políticas de participación permitirían lograr esa meta.

Les Alternatifs participarán activamente en las diferentes iniciativas: foros sobre la transición ecológica y energética para confrontar sus posiciones con los-as ciudadanos-as. Se implicarán en las experiencias alternativas.

Allí donde estén y estuvieren presentes en los municipios, propondrán incitar el debate con los-as ciudadanos-as y las experimentaciones locales alternativas de producción de energía en el ámbito de estructuras públicas controladas por los-as ciudadanos-as o en cooperativas.


[i]               N. del T.: Para comparar, España posee 8 reactores, depende en torno a un 80% de energías fósiles (el resto son un 10% nuclear y un 10% renovables) y la nuclear representa en torno al 20% de la electricidad producida.

[ii]              N. del T.: El combustible MOX, Mixed Oxide, permite reciclar parte de los residuos nucleares de origen militar, y era el usado en el reactor 3 de la central de Fukushima I, proporcionado por la empresa francesa Areva.

[iii]             N. del T.: El escenario Négawatt, es un modelo energético francés basado en el ahorro y la eficiencia energética y el uso de energías renovables propuesto por la asociación NégaWatt hasta el 2050.

[iv]            N. del T: Société coopérative d’intérêt collectif, sujeto de derecho francés, cooperativa sin ánimo de lucro, con el fin de producir bienes o servicios de utilidad social, constituida por al menos los asalariados de la cooperativa, los beneficiarios o usuarios de sus actividades y los contribuyentes al contado o en especie a su desarrollo.

Traducción: Chema, militante de Alternativa Roja y Verde – Los Alternativos

nucleares socorro


¡Juntos! (Ensemble!) ¡Vamos adelante! (un nuevo movimiento político en Francia)

diciembre 8, 2013

Reproducimos la información que nuestros camaradas en Francia de Les Alternatifs nos hacen llegar. En el reciente Congreso de la organización[i] se aprobó mayoritariamente la participación en este proceso unitario que se está construyendo en el seno del Frente de Izquierdas.

Desde hace meses, se había entablado un proceso de fusión, y el 23 y 24 de noviembre de 2013, tras las Asambleas nacionales, se ha concretado. Cuatro componentes del Frente de Izquierdas (la Federación para una alternativa social y ecológica –FASE[ii]-, Los Alternativos –Les Alternatifs[iii]-,  Convergencia y Alternativa[iv], la Izquierda Anticapitalista –GA[v]-) así como militantes de la Izquierda Unitaria –GU[vi]-, activistas surgidos del movimiento sindical, altermundialista, la lucha LGBTI, y los colectivos creados de manera conjunta localmente, se han reunido para fundar un nuevo movimiento político común en el Frente de Izquierdas, útil para la construcción de una alternativa política al capitalismo y al servicio de todos los combates emancipadores, ecologistas, feministas, altermundialistas.

La asamblea validó la proposición de nombre común « ¡Juntos! (Ensemble!) Movimiento para una alternativa a la izquierda, ecologista y solidaria ».

Un primer trabajo ha sido realizado alrededor de « textos de referencia », que inspirarán las acciones y las posturas del movimiento. Las asambleas también discutieron un texto de orientación en la coyuntura política actual, un texto de orientación para las próximas elecciones europeas y un texto de funcionamiento del movimiento que lo dota de un presupuesto, de una dirección común, de colectivos locales comunes y de una representación concertada y única en el Frente de Izquierda.

Nuevas asambleas tendrán lugar a finales de 2014 para terminar de configurar este proyecto de fusión y de construcción de una nueva entidad política.

Reproducimos la declaración final adoptada « ¡Juntos! ».

¡ES URGENTE PONERSE A CAMINAR Y CONSTRUIR UNA ALTERNATIVA DE IZQUIERDA!

www.ensemble-fdg.org

Tras más de un año de la elección de François Hollande, no da para más. Mientras que los votantes que votaron a la izquierda para vencer a Sarkozy esperaban el cambio, sufren una política gubernamental sin ruptura con las políticas del pasado, ya sea en el terreno económico, social o ecológico.

Mientras que la sociedad sufre la crisis del capitalismo, la patronal y los mercados financieros continúan su ofensiva de despidos y aún menos servicios públicos.

La derecha y la extrema derecha se organizan y movilizan a sus partidarios, en contra del matrimonio homosexual, para desviar la cólera social contra los impuestos, las cargas patronales y la normativa laboral, buscando como chivos expiatorios a la pretendida asistencia a los extranjeros. Se banaliza el discurso racista en torno a la estigmatización de los gitanos y el retorno a la imaginería colonial contra los negros y los árabes, ya sean ministros o simples ciudadanos.

Los grupos de presión productivistas siguen imponiéndose, a un gobierno que considera la ecología como el pariente pobre de la política, y continúan los grandes obras inútiles, como la de Notre-Dame-des-Landes, y no se toman medidas en políticas para abandonar las energías del carbón y nuclear.

Se está desarrollando una confusión política peligrosa. Este gobierno es ilegítimo para la izquierda y puede abrirse una importante crisis política. Una brecha separa las aspiraciones al cambio y el funcionamiento actual de la política.

Para impedir que avancen las ideas de la derecha y extrema derecha, es urgente encontrar formas de removilización del mundo del trabajo y de la población.

Las aspiraciones a una sociedad democrática, más justa, más ecológica, más igualitaria, todavía siguen ahí. Son un motor creciente de numerosas resistencias del movimiento obrero y de la juventud que deben liberarse para tomar nuevo empuje.

Ahora se trata, a partir de las exigencias centrales surgidas de las movilizaciones, de concentrar los objetivos políticos y desencadenar una dinámica de emancipación que permita acumular fuerzas para reunir sobre esa base las ideas mayoritarias en la sociedad. Esto es lo que nos guía en nuestro compromiso con el Frente de Izquierda, con otras fuerzas, y la ambición, aún más indispensable en la situación actual, de desarrollar su dinámica en relación con los movimientos sociales.

Ensemble, hacemos un llamamiento para reunirnos el 1 de diciembre en una marcha por una revolución fiscal, una tasa sobre el capital, la anulación de la subida del IVA y para exigir a los parlamentarios que no voten este presupuesto de austeridad.

Ensemble, llamamos a continuar la movilización contra la injusta reforma de las pensiones, indigna de un gobierno de izquierda, y para el regreso de la jubilación a los 60 años.

Ensemble, seremos muchos al lado de la Marcha de las asociaciones de parados, en París el 7 de diciembre, contra la precariedad, especialmente de las mujeres y los jóvenes.

Ensemble, hacemos un llamamiento a no dejar pasar la ola de racismo, junto a las asociaciones antiracistas y los sindicatos, que se manifiestan el 30 de noviembre y el 7 de diciembre en torno al manifiesto Igualdad de derechos para el aniversario de la marcha de 1983. Combatimos, al mismo tiempo, la política de Manuel Valls, (Ministro del Interior) en particular sobre los gitanos, los sin papeles y las expulsiones de jóvenes extranjeros escolarizados.

Ensemble, vamos a estar con todas las fuerzas y asociaciones que se movilizan en el terreno de la ecología, para obligar a los poderes políticos y económicos en Francia y en Europa, a tomar medidas para la transición energética y la reestructuración industrial que son necesarios después del último informe del GIEC que precisa su diagnóstico de alerta mundial sobre el clima.

Ensemble, con el Frente de Izquierda, hacemos un llamamiento: Esto no puede seguir así, tenemos que cambiar de rumbo por una alternativa real de izquierda.

Hay que construir una confluencia de todas las fuerzas de izquierda y ecologistas, votantes, militantes, representantes electos… que comparten estas exigencias, trabajar para reunir una nueva mayoría que imponga una verdadera política de izquierda y otro gobierno, que se enfrente a los mercados, a la Patronal, y rompa con las políticas de discriminación.

Hay que reunirse en torno a objetivos de transformación social y ecologista, de igualdad de derechos, contra todos los discursos que quieren aceptar que pagar la deuda y sufrir la crisis es inevitable, que habría que aceptar la injusticia, las desigualdades y un modelo de desarrollo que se da contra el muro.

La clave de la situación está en manos del pueblo. El debate público, para fomentar una verdadera dinámica de intervención popular, debe organizarse en primer lugar con la mayoría de los ciudadanos y ciudadanas, con los actores y actrices de los movimientos sociales que buscan una salida política que corresponda a sus luchas diarias, con el Frente de Izquierda, con los que, en el PS y Los Verdes, ya no quieren apoyar esta política gubernamental, con las formaciones de la izquierda radical que comparten estos objetivos.

Ahora es el momento de dar un salto para reunir y cambiar a la izquierda, para reconstruir la esperanza.

Las convocatorias electorales de 2014 también deben ser la oportunidad para que las relaciones de fuerza oscilen hacia la izquierda.

En las elecciones municipales, podemos presentar listas, con la iniciativa del Frente de Izquierda, independientes de la política del gobierno, dispuestas a hacer de los municipios puntos de apoyo de resistencia a la austeridad, en una dinámica popular y ciudadana.

En las elecciones europeas, el Frente de Izquierda debe lograr afirmar, en Francia y en Europa, una izquierda alternativa, defensora de la refundación de otra Europa: social, democrática y ecológica, emancipándose de los tratados que la hunden en una austeridad generalizada.

Por todo ello, necesitamos un Frente de Izquierda que sume, abierto, democrático, animando el compromiso ciudadano. Debe poner en marcha su mayor ambición, la de contribuir a una confluencia popular de carácter mayoritario anclada firmemente a la izquierda. El desafío que se plantea consiste en desarrollar el debate y la acción para construir una contraofensiva popular, y no alimentar la competencia entre sus componentes. Debe ser capaz de ser un factor de unidad y de agrupación con otras fuerzas políticas y sociales, impulsor de una alternativa a la política del gobierno.

Distintas fuerzas políticas y colectivos militantes del Frente de Izquierda han decidido crear un movimiento común, Ensemble! (¡Juntos!) abierto a todas y todos los que no son miembros de alguna organización, para constituir una corriente política común en el Frente de Izquierda, al servicio de todas las luchas emancipadoras.

Estamos convencidos de que, del intercambio y el mestizaje de orígenes y culturas políticas, se puede creer de nuevo en la política. Esperamos iniciar una lógica contagiosa de superación y de convergencia de fuerzas con diferentes tradiciones políticas, para promover el surgimiento de un movimiento transformador.

Nuestro movimiento toma sentido en la defensa de un proyecto global para el Frente de Izquierda, y hará con él todo lo que sea posible para avanzar en la vía de una convergencia en un frente político, social y popular, capaz de asumir la confrontación con las clases dominantes y de construir una alternativa a la política del gobierno actual.

Nuestro objetivo es contribuir, junto a otros, a refundar las nuevas perspectivas de transformación de la sociedad: trabajar por una alternativa social, ecológica, feminista, internacionalista, en ruptura con la lógica capitalista y productivista, crear una herramienta de autoorganización y autogestión, la unidad popular y la emancipación.

logo Ensemble


[i] En el último número de nuestra revista en francés (Rouge et Vert), pueden verse las resoluciones y textos aprobados (y algunos de los debates) en este Congreso: http://www.alternatifs.org/spip/IMG/pdf/rouge_vert372.pdf Esperamos ir publicando sus traducciones al castellano en nuestro blog.

[ii]La Federación para una alternativa social y ecológica (FASE) nació en diciembre de 2008. Ella milita por el reagrupamiento de las fuerzas de transformación social desde la pluralidad de culturas y trayectorias, y por la superación de la división entre movimientos sociales y política. Estructura mixta que reagrupaba componentes políticos ya existentes y militantes miembros o no de corrientes políticas constituidas, FASE reunió particularmente la coordinación nacional de los colectivos unitarios para una alternativa al liberalismo (CNCU); la asociación de los comunistas unitarios (ACU), AlterEkolo, Ecología Solidaria; Alternativa, Democracia, Socialismo (ADS); el MAI; Utopia; y diferentes grupos locales. Ella decidió participar en el Frente de Izquierda en junio de 2011.

[iii] Los Alternativos (Les Alternatifs) son una formación política nacida en 1998 de la fusión de la Alternativa Roja y Verde (AREV) con una minoría de la Convención para una alternativa progresista (CAP) que se reclama del altermundialismo. Defienden el partido movimiento y sus 4 pilares son: la Solidaridad, la Ecología, la Autogestión, el Feminismo. Los Alternativos se unieron al Frente de Izquierda en noviembre de 2012.

[iv] La corriente Convergencia y Alternativa (CetA) se constituyó en mayo de 2009 en el seno del Nuevo Partido Anticapitalista (NPA), después de la escisión de la corriente “Unir” y que una parte dejase el NPA. Continuó defendiendo en el seno del NPA un frente político y social para los momentos electorales y para los movimientos sociales. En marzo de 2011, en respuesta a la negativa del congreso del NPA de llevar una política unitaria dirigida a las fuerzas “a la izquierda de la izquierda” y en particular al Frente de Izquierda, CetA se hizo autónoma del NPA y decidió sumarse al Frente de Izquierda. Se convirtió en miembro en junio de 2011.

[v]La Izquierda Anticapitalista (GA), corriente unitaria para el ecosocialismo, nació en el NPA en noviembre de 2011 y se opuso al curso aislacionista de su mayoría defendiendo la unidad particularmente con el Frente de Izquierda. GA, después de habérselo propuesto sin éxito al NPA, decidió el 8 de julio de 2012 sumarse al Frente de Izquierda.

[vi] Izquierda Unitaria (GU) ha estado constituido por militantes surgidos del NPA favorables a una participación común con PCF y PG en las elecciones europeas de 2009 en el marco del Frente de Izquierda.


La lucha contra el aeropuerto de NOTRE DAME DES LANDES: el impulso para una lucha prolongada

marzo 2, 2013

Publicamos a continuación la Resolución aprobada por la Coordinación General de Les Alternatifs del pasado 17 de Febrero, sobre las luchas contra el aeropuerto de Notre Dame des Landes. Esta lucha, ejemplar, merece toda la solidaridad de los camaradas alternativos que residimos en el estado español. Porque también aquí somos víctimas del saqueo de las arcas públicas que suponen todos esos megaproyectos de los gobiernos al servicio del capital. Aquí, estamos pagando las consecuencias de haber regalado a las multinacionales (especialmente de la construcción) miles de millones de euros para que construyeran barbaridades como los aeropuertos de Ciudad Real (ya clausurado sin apenas haber tenido actividad, y que se llevó por delante la Caja pública castellano-manchega), el de Castellón (que no tiene siquiera aviones), o el de Albacete (otro pozo sin fondo); o las líneas de alta velocidad (AVE) que sólo sirven para eliminar el sistema público ferroviario. destrozar el medioambiente y fomentar la especulación inmobiliaria, como bien saben en Guadalajara o Toledo. Ellos, las multinacionales y sus gobiernos, son los que han saqueado por encima de las posibilidades de la inmensa mayoría.

NOTRE DAME DES LANDES: EL IMPULSO PARA UNA LUCHA PROLONGADA

A pesar de la represión, la movilización no se debilita:

  • En Notre Dame des Landes, donde se conjugan la oposición de los campesinos y de los habitantes a la expropiación, las alternativas desarrolladas por varios centenares de opositores al proyecto, la cólera de toda una población contra la colusión entre poder político y económico;
  • En toda Francia, donde varios centenares de colectivos de solidaridad han sido creados, mientras que las múltiples iniciativas y reuniones demuestran un amplio y militante sostén del que Les Alternatifs son parte integrante.

La lucha en Notre Dame des Landes es un punto de anclaje y una referencia para numerosos combates contra un capitalismo y un modelo de desarrollo destructores, un motivo de compromiso para numerosos jóvenes. Esta lucha confluye con otros combates contra los grandes proyectos inútiles e impuestos.

El 11 de mayo de 2013, los colectivos de sostén organizan una cadena humana. Los Alternativos participarán en esta acción, al igual que estarán presentes en la gran concentración del 3 y 4 de agosto.

El impulso está tomado: ¡protegeremos Notre Dame des Landes!

París, 17 de febrero de 2013

Gardarem NDDL


Comunicado de Apoyo a quienes luchan contra la construcción de un aeropuerto en Notre Dame des Landes

abril 25, 2012

Con este escrito, el Núcleo de Los Alternativos – Alternativa Roja y Verde en La Mancha (estado español) queremos mostrar públicamente nuestra solidaridad con todas aquellas personas, activistas, militantes y movimientos sociales, que desde hace ya tiempo se oponen con su lucha al proyecto de construcción de un aeropuerto en la población francesa de Notre Dame des Landes, en el área del Loira Atlántico. Y muy especialmente queremos difundir la huelga de hambre que varios activistas, Marcel,  Michel, Gilles y Séverine (y hasta ayer mismo Françoise), están desarrollando como forma extrema de oposición y resistencia a ese megalómano y absurdo proyecto; y a sus consecuencias negativas para los habitantes de la zona, pues son ellos quienes pagan los costes sociales del aeropuerto: expropiaciones, contaminación, destrucción de los modos de vida tradicionales,… Estos activistas están recibiendo el apoyo de miles de personas, no sólo en Francia, porque, sencillamente, su lucha es justa.

En La Mancha y en todo el estado español sabemos muy bien qué son en realidad este tipo de faraónicas obras: regalar el dinero de todos a unos pocos grandes constructores. En nuestras ciudades se ha hecho lo mismo: en Albacete tenemos un aeropuerto que sólo se mantiene con subvenciones constantes; en Ciudad Real otro, nuevo, que ya está clausurándose; y qué decir de Castellón, donde el aeropuerto nunca ha tenido aviones. No tienen viabilidad ninguna y tan sólo interesan a sus constructores, a los especuladores inmobiliarios, y a los corruptos que les sirven. Tan sólo son la excusa para regalarles nuestro dinero.

Hacemos un llamamiento a todas las organizaciones y movimientos sociales a mostrar también su apoyo y solidaridad con los huelguistas. Y ponemos aquí el enlace al grupo de Les Alternatifs en aquella zona, donde pueden encontrarse más informaciones (en francés): http://www.alternatifs44.com/

La Mancha, 25 de Abril de 2012