Grecia como espejo de nuestro futuro: cierran los centros de atención primaria. A ver si nos enteramos de lo que van a hacer con todos nosotros

febrero 22, 2014

 

Todos somos Griegos

Nos llegan informaciones espantosas de Grecia, a través de los compañeros de la Coordinadora Anti-Privatización de la Sanidad de Madrid (CAS-Madrid). Unas informaciones que todas y todos debiéramos tener muy presentes. Porque no nos engañemos: todas y todos debiéramos mirarnos en el espejo de nuestro futuro más que próximo que es hoy Grecia. Esas informaciones nos muestran cómo, simple y llanamente, se está DESTRUYENDO el sistema sanitario griego. Y se condena a la inmensa mayoría de la población a la nada: o tienes dinero para sanidad privada, o no tienes sanidad.

Grecia es el laboratorio en el que están experimentando «su» salida a la crisis capitalista: el tránsito a la más descarnada Barbarie, una sociedad en la que la mayoría, simplemente, sobraremos.

Si no queremos eso, sólo nos queda luchar. Contando sólo con nuestras propias fuerzas, las de los de abajo, las de las trabajadoras y trabajadores y los explotados y oprimidos. Lo que está pasando en Grecia es un ejemplo: allí Nueva Democracia (el PP griego) y el PASOK (el PSOE griego) se han puesto de acuerdo para disolver el sistema público ¡de atención primaria! Aquí nos contarán unos y otros lo que quieran. Da igual: ¡MIENTEN! (ambos). Y cualquier apoyo a esos partidos, a esos mamporreros del capital, venga de donde venga, supone situarse del lado de los verdugos del pueblo.

Para hacernos una idea clara de lo que esto supone: en una sociedad en la que el 30% de la población ya carece de servicios sanitarios, CIERRAN LOS CENTROS DE ATENCIÓN PRIMARIA. Y, según las propias fuentes del Ministerio griego de Sanidad, la ciudad de Atenas (sin su área metropolitana, con unos 700.000 habitantes) se queda con ¡13 médicos generalistas y 7 pediatras! Tesalónica, con más de un millón de habitantes, se queda con ¡11 médicos generalistas y 7 pediatras! Y así en todos los territorios de Grecia. En algunas islas, incluso, los enfermos tendrán que desplazarse a otras islas, porque el cierre de los centros de atención primaria se une a los cierres que ya se produjeron de sus hospitales.

Otra lección que debemos aprender es qué son la Unión Europea, el Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional, y todas esas agencias que nos están asfixiando para complacer a sus amos. En los artículos que enlazamos pueden verse varias fotografías. Entre ellas una del ministro de sanidad griego con el alemán que dirige el grupo de trabajo de la troika, muy amables y sonrientes. El  germano ha declarado ”estar muy impresionado con la reforma sanitaria griega”. Una reforma que Alemania está asesorando directamente.

Cuando ahora se aproximan las elecciones al Parlamento Europeo, desde las izquierdas debiéramos saber que la Unión Europea es lo que es: una herramienta del capital, imposible de reformar. Y debiéramos actuar en consecuencia, llamando a romper con esa cueva de ladrones y a organizarnos completamente al margen de la UE. Todo lo demás, todas las propuestas de “influir en la UE”, “cambiarla desde dentro”, “reformar la UE”, son pura palabrería que sólo lleva al desastre.

Tampoco se salvan otras instituciones que, supuestamente, velan por nuestra salud. La Organización Mundial de la Salud, la OMS, reconoce colaborar con el gobierno griego y acoge con agrado la “nueva asistencia sanitaria aprobada”.

En Grecia ya se están produciendo protestas, huelgas y movilizaciones. Se están negando a entregar las llaves de los centros de atención primaria, y los trabajadores y el pueblo los están ocupando. ÉSE ES EL ÚNICO CAMINO. LA LUCHA ES EL ÚNICO CAMINO.

Pueden verse informaciones en la página “TODOS SOMOS GRIEGOS” en la categoría “sanidad” que enlazamos: http://info-grecia.com/categoria/sociedad/sanidad/

También recomendamos 2 documentales realizados en Grecia: Debtocracy (Deudocracia, 2011), y Catastroika (2012), que pueden verse de manera gratuita en internet fácilmente.

 L.J. (militante de Alternativa Roja y Verde – Los Alternativos)


Lecciones del cierre de Canal Nou: Luchar antes para no llorar después

diciembre 5, 2013

RTVV no es tanca

 

El gobierno de la Generalitat Valenciana, con métodos totalmente fascistas, ha cerrado un medio de comunicación público. A los trabajadores de Canal Nou se les podría aplicar aquel sermón de Martin Niemöller (erróneamente atribuido como poema a Bertolt Brecht) que decía: “Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas, guardé silencio, porque yo no era comunista…” ¡Vaya ironía!: periodistas que nunca televisaron un desahucio, se vieron obligados a televisar el suyo propio.

Durante más de veinte años, la televisión pública pagada por todos y cada uno de los que, valencianos o no, vivimos en esta comunidad, fue una bazofia, basura total. De ahí que debamos mostrar en primer lugar un repudio total hacia el gobierno del PP pero también al oportunismo de algunos partidos políticos de la oposición. La solidaridad con los trabajadores que ahora son despedidos por la corrupta gestión de los gobiernos de la Generalitat no debe hacernos olvidar que esos trabajadores han tardado ¡veinte años! en reaccionar y denunciar las presiones y manipulaciones que padecían, ellos y toda la ciudadanía. Algo muy distinto al proceso que siguió TeleMadrid, Tele ESPE, donde los trabajadores eran los primeros en denunciar públicamente lo que todo el mundo podía percibir. De ahí que quienes somos clase trabajadora debamos aprender que no sirve de nada “ser bueno” con el patrón: los serviles también van al paro.

La pregunta es: ¿se puede mantener la independencia de opinión en un medio de comunicación público, en este sistema capitalista? NO, y la historia así lo demuestra.

El hecho es que, en la Comunidad Valenciana, no queda ningún medio en que se hable en valenciano, los valenciano-parlantes se han quedado sin ese derecho. El hecho es, también, que desde los ladrillos de los edificios a las cámaras y todo lo que haya dentro de las instalaciones es propiedad pública. Y lo van a malvender a los amigos de PP, como la Sanidad y otras tantas cosas. Realmente es incomprensible la pasividad general: si cualquiera le deja la llave de su casa en confianza a la vecina, y ésta viene y vende todo lo que hay dentro, ¿a que nadie lo aguantaría? Todo el mundo lo vería injusto. Entonces, ¿por qué aceptan con tanta tranquilidad que el gobierno, con el beneplácito de la oposición y los sindicatos “no clasistas”, CCOO y UGT,  lo hagan? Porque no nos engañemos: esos lo único que buscan es conseguir poltronas. Cuanto más permitamos que los grandes capitales, ENDESA, CAPIO, MOVISTAR, FFCC,… se apoderen de lo nuestro para lucrarse a lo bestia, peor estaremos. Y no les pidamos que muestren ninguna empatía por los sin techo, los parados, los enfermos, los migrantes, los discapacitados, los obreros, los campesinos, el pueblo en general. Porque sus métodos son propios de psicópatas.

Movilicémonos, tomemos las calles, los centros de trabajo y las escuelas. Organicémonos: somos más, muchos más. ¡SÍ PODEMOS! Y tenemos la razón de nuestra parte. Convirtamos nuestros medios de comunicación públicos en REALMENTE PÚBLICOS: autogestionados por los trabajadores pero también por los movimientos sociales combativos y por el pueblo en su conjunto. Entonces y sólo entonces podremos hablar de medios del pueblo, por el pueblo y para el pueblo.

CONTRA EL CIERRE DE CANAL NOU: ¡OCUPACIÓN Y AUTOGESTIÓN!

Norma G. militante de Alternativa Roja y Verde en Valencia


Contra el desmantelamiento de los sistemas de protección social: participación popular en su gestión. Ningún gobierno solucionará la crisis. La lucha es el único camino.

febrero 21, 2013

logo RAAS

Lo que está ocurriendo con la Sanidad, la Educación y todos los sistemas de protección social, en el estado español y en toda Europa, no es más que el  desmantelamiento de las conquistas que nuestros padres y abuelos lograron a lo largo de décadas. El capitalismo  cada vez necesita menos mano de obra en Europa, al haber  trasladado la producción a los países del sur donde aplica condiciones de semiesclavitud en pleno siglo XXI. Por eso ya no necesita garantizarnos unos servicios públicos mínimos, y en cambio convierte nuestra salud, el futuro de nuestros hijos, la educación, y la vida de nuestros mayores y dependientes en un negocio, SU NEGOCIO.

Al mismo tiempo aumentan la explotación laboral, aprovechándose del miedo de los trabajadores a perder su trabajo, del pánico que produce entre los desempleados no saber si alguna vez podrán trabajar, si serán capaces de cubrir las necesidades básicas el próximo mes. Son terroristas, siembran el terror y miedo entre los trabajadores aprovechándose de la situación de miseria y desesperación que se va extendiendo cada vez entre más familias. 

MIENTEN: hay recursos suficientes para que todxs vivamos dignamente. Solo el capitalismo y la especulación financiera son los responsables de la situación actual.

OBSERVA: mientras nos ofrecen cada vez más objetos innecesarios y se crean falsas necesidades, mayor es el número de personas con dificultades para cubrir sus necesidades más básicas –vivienda, educación, sanidad, dependencia…-.

DESCONFIA: ahora tratan de convencernos desde las “cumbres sociales” que sólo con cambiar de gobierno se solucionara el problema; que regresaremos milagrosamente al estado anterior; que nos sacarán de la “crisis”.  Todos los gobiernos, sea cual sea su color, trabajan prioritariamente para las multinacionales, la banca, los ricos, los poderosos.

RECUERDA: solo el que olvida tropieza dos veces en la misma piedra. PSOE, PP, CiU, PNV y CC aprobaron la ley 15/97, ley que ha hecho posible la privatización de la sanidad.  ¿Quiénes la han ido aplicando en las Comunidades Autónomas?, gobiernos del PP, PSOE e incluso IU e ICV. ¿Quiénes aprobaron la ley que legaliza los conciertos educativos?, ¿Quiénes han dado miles de millones de nuestro dinero a la escuela concertada y a la privada en todo el estado durante décadas?

ORGANÍZATE PARA LA  LUCHA: en asambleas en tu barrio o pueblo, y promueve el apoyo mutuo, las soluciones colectivas y la autogestión. Ningún gobierno nos sacará de la “crisis”.

Sabemos que no sirve para nada meter un papel en una urna cada 4 años. Pero también sabemos que no hay ni salvadores, ni recetas mágicas que tan sólo haya que seguir con los ojos cerrados. La lucha contra la privatización de todo lo público, contra el paro y por el reparto del trabajo, y por los derechos esenciales para la mayoría, no puede separarse de la lucha contra el capitalismo. Porque es el capitalismo el que impone la “crisis” y sus consecuencias.

La alternativa sólo puede construirse entre los trabajadores y los excluidos y desde el mismo proceso de luchas, desde abajo y desde lo cotidiano, unificando las luchas, sin descuidar el trabajo a pequeña escala en nuestro entorno, para construir el cambio a una sociedad igualitaria. Y llevara tiempo.

En el caso de los servicios públicos, para que sirvan a las personas, no a los mercados, tienen que ser éstas las que de forma directa participen en la toma de decisiones, como participan de forma directa en la financiación de los mismos.

En el caso de la lucha contra la privatización de la Sanidad, proponemos:

  • Derogación de la Ley 15/97 y todas las normas autonómicas que permiten la privatización de la sanidad
  • Rescate de los centros privatizados y su paso a manos públicas.
  • Supresión paulatina de los conciertos privados e implantación de un turno de tarde en los hospitales en aquellas categorías en las que no exista (medicina…) para crear empleo, a la vez que se utilizan al 100 por 100 los recursos públicos
  • Planificación de un modelo de industria farmacéutica básica nacional
  • Sanidad para todxs, independientemente de su situación laboral o administrativa.
  • Frente a la sanidad estatal, gestionada por los mismos que luego pasan a formar parte de las empresas privadas que la parasitan, sanidad realmente pública. Si el paciente es el centro del sistema: establecimiento de mecanismos democráticos de participación real por parte de la población en la gestión de los centros.

invierno 2013

 Red Autogestionada Anti-Privatización de la Sanidad (RAAS)

Los militantes de Los Alternativos apoyamos este Comunicado de la RAAS, pues estamos vinculados a esa organización e implicados en sus luchas.


Madrid, 12 de Noviembre: Manifestación estatal de la CGT en defensa de los servicios públicos y contra los recortes sociales

octubre 26, 2011

Inicio de la manifestación a las 12h, de Cibeles a Nuevos Ministerios

La clase trabajadora, los colectivos sociales más desfavorecidos y precarizados, desde hace años, venimos sufriendo la degradación y recortes en los derechos laborales, sociales, medioambientales, que han provocado precariedad, paro, miseria, injusticia, desahucios, explotación, falta de expectativas, miedo, sumisión, angustia, resignación, desigualdad…

En estos meses, asistimos al incremento de un nuevo ataque contra los servicios públicos. Los servicios públicos de calidad y universales son un derecho que garantiza la satisfacción de las necesidades básicas que tenemos como personas, representan una sociedad de derechos, por lo que la lucha en defensa de lo público es la lucha por la igualdad y la justicia social.

Por tanto, exigimos el servicio público de la sanidad, la educación, el transporte, las comunicaciones, el correo postal, la energía, el agua, la vivienda, la cultura, los servicios sociales, el salario social, el medio ambiente, las pensiones, los cuidados, la limpieza… En definitiva, exigimos y luchamos por vivir con dignidad, en una nueva sociedad con derechos y libertades, igualitaria, solidaria, que sabe autogestionarse y repartir su riqueza y el trabajo con criterios de justicia social.

El gobierno, la banca, la patronal, han decidido privatizar los servicios públicos para que sólo los usen quienes tienen dinero, vender las empresas públicas, destruir empleo, reducir los salarios, abaratar los despidos, reducir las pensiones, recortar los servicios sociales y laborales, para que con lo que nos roban, tener dinero y poder pagar la deuda y la crisis que ellos mismos han provocado. La privatización de lo público es un ataque directo a los derechos colectivos, un ataque a la justicia social al permitir convertir en negocio la satisfacción de las necesidades básicas del ser humano. No lo podemos permitir. Es imprescindible defender lo público y no confundir gestión pública con gestión estatal. Cuando la gestión es pública se tiende a la autogestión social, a la organización y planificación colectiva de esos servicios. Son nuestros servicios públicos, se financian con nuestro dinero y debemos autogestionarlos de forma colectiva.

La defensa de nuestros derechos, de lo público, de nuestra dignidad, debemos hacerla en la calle, en las plazas, allí dónde las personas nos encontramos y vivimos. Por ello, animamos a las personas en paro, a las trabajadoras, estudiantes, pensionistas, jóvenes, precarias… a participar en esta movilización. Sol@s y separad@s no podemos. El ataque a lo público y los recortes sociales nos afectan a todas y todos.

Secretariado Permanente del Comité Confederal de la CGT


25.000 personas se manifiestan en Madrid contra la Privatización de la Sanidad y la Educación

mayo 7, 2011

25.000 personas abarrotaron ayer, 5 de mayo, la calle de Alcalá entre Cibeles y Sol.  Fue la manifestación más grande de la fecunda historia de movilizaciones de usuarios y trabajadores, que se inició para denunciar la privatización de la sanidad por parte del gobierno del PP, con el beneplácito del  PSOE y la complicidad de CC.OO y UGT.

A esta difícil posición política que cuenta con la oposición furibunda de todos los sectores mencionados, sus acólitos y sus poderosos medios de comunicación, se han sumado, además de los convocantes habituales de anteriores manifestaciones (la Coordinadora Anti-Privatizacióndela Sanidad-CAS Madrid- yla Plataforma Matusalén-Madrileño tu Salud en Peligro-)la Plataformacontra la privatización de la educación “Soy Pública” yla Plataformacontra el cierre de centros sociales de atención a personas dependientes y otras 60 organizaciones más.

En cuanto a los medios de comunicación, baste decir que “Público” ha dado la noticia de que “más de mil personas se manifestaron ayer en Madrid…”. Efectivamente, más de mil éramos…. Que uno de los lemas más gritados ayer fuera: “luego diréis, que somos cinco o seis”, era toda una premonición.

En total, las más de 60 organizaciones que convocaron la multitudinaria manifestación, confirman algo crucial para los tiempos que vivimos y para los que vienen: es posible mantener un discurso coherente, independiente y movilizar con él a un pueblo que lo hace suyo y lo devuelve corregido y aumentado.

Los gritos ayer se renovaron. Junto a los ya tradicionales contra la privatización y la complicidad de PP y PSOE, aparecieron otros. Algunos de actualidad renovada como: “gastos militares para escuelas y hospitales”. Otros con la frescura de la gente de “Soy Pública” que había preparado concienzudamente carteles y consignas. Algunos fueron: “Ole, ole, ole, yo no pago cole”, “Lucía Cigar, al rincón de pensar” o “el dinero del borbón, pa sanidad y educación”.

Moncho Alpunte, genial, compuso un soneto para “tan fausto acontecimiento” y leyó el manifiesto en el que se denunciaba el proceso de privatización del conjunto del sistema de protección social, sus ejecutores y sus cómplices. Con la enorme fuerza que da comprobar que la gente está dispuesta a seguir peleando, desde el camión – a modo de tribuna – se aseguró “esta lucha la vamos a ganar, desde la calle”.

Dos batucadas, montones de banderas, rojas, rojinegras y republicanas se mezclaron en una explosión de pueblo que demuestra lo que se puede hacer con análisis y discursos claros, sin concesiones, mucha voluntad unitaria y mucho trabajo militante. Pero sobre todo es también algo mucho más importante: si la manifestación del 5 de mayo ha sido posible sin que nada inmediato haya sucedido, tan solo la labor de carcoma cotidiana de los servicios públicos, ¿qué puede suceder cuando tras las elecciones del mes de mayo vengan los drásticos recortes como en Cataluña?

Va a seguir haciendo falta mucho trabajo militante para llegar cada vez a más lugares de trabajo, barrios y pueblos, pero hoy se puede decir que el 5 de mayo ha sido una manifestación preñada de futuro.

Más información en  la web de la Coordinadora Anti-privatización: http://casmadrid.org/


5 de Mayo: Manifestación en defensa de los Servicios Públicos

mayo 1, 2011

Defender, reconquistar, desarrollar, autogestionar los servicios públicos

enero 16, 2011

De los recortes presupuestarios a la ofensiva privatizadora

La batalla que están llevando a cabo las fuerzas del capital contra los servicios públicos no es nueva: oponer la «equidad» a la igualdad y a la solidaridad; combinar privatizaciones y mercantilización a escala global con una pizca de capitalismo compasivo a favor de los más pobres; asfixiar los servicios públicos reduciendo los presupuestos y suprimiendo empleos; después utilizar el argumento de la degradación del servicio para degradarlo todavía más; y ampliar el proceso de privatización.

Con la presión ejercida por las finanzas sobre los Estados, y la consecuente presión a su deuda para salvar el sistema bancario, se abre lo que las instituciones financieras y los ultraliberales caracterizan como una «gran oportunidad», un momento histórico que puede permitir imponer políticamente a los pueblos medidas radicalmente antisociales. Los servicios públicos, el sistema de protección social, están amenazados claramente por esta ofensiva.

Los servicios públicos son incompatibles con el proyecto de los liberales

La ofensiva a nivel mundial (Acuerdo General sobre el Comercio y los Servicios), las directivas europeas, las políticas de desmantelamiento llevadas a cabo en Francia, van en la misma dirección. Todo debe ser entregado a la libre competencia, todo debe dar beneficios. Todos los aspectos de la vida deben ser mercantilizados. La próxima ofensiva se anuncia alrededor de la dependencia y el “quinto riesgo”[1].

Por qué defendemos los servicios públicos

Los Alternativos no defienden los servicios públicos por nostalgia de una «edad de oro». Los defendemos porque, incluso degradados, siguen siendo una herramienta de acción pública que reduce las desigualdades y limita la dislocación de la sociedad. Son a menudo una última barrera frente a la precariedad, frente a la miseria y frente a las discriminaciones en los barrios populares, frente a la pauperización de las zonas rurales.

Los servicios públicos son una propiedad pública, el patrimonio de las clases populares. Luchamos para que no sean liquidados en beneficio del sector mercantil y para que gocen de los medios que les permitan el desarrollo de sus misiones, en unas condiciones que posibiliten el acceso a ellos de todos los ciudadanos.

Para defender los servicios públicos debemos reconquistarlos

La presencia en el seno de las instancias de dirección, junto a los representantes de los trabajadores, de representantes de los usuarios y de las localidades es indispensable, para actuar, de manera transparente, con objetivos de utilidad social y ecológica.

Los Alternativos consideramos posible la diversificación de las formas de apropiación colectiva. Somos partidarios de la nacionalización de los servicios en red (energía, transportes ferroviarios) y de la socialización del sector bancario, bajo control popular y ciudadano.

Por otra parte, los servicios públicos colectivos pueden ser puestos en manos de las administraciones locales o de iniciativas populares (guarderías infantiles, locales de las asociaciones, centros de desempleados, centros sociales, asistenciales…)

¡Los colectivos deben defender y desarrollar los servicios públicos!

La movilización por los servicios públicos necesita de un amplio frente politico-social. El movimiento contra la privatización del correo, incluso si no pudo alcanzar una amplia escala en su duración, fue un precedente importante. Esta movilización duradera es vital en los barrios populares y en los sectores rurales sacrificados a la lógica capitalista. Cada lucha contra la liquidación de un servicio a la población, cada colectivo unitario, se inscribe en un movimiento global en construcción.

Los daños de las privatizaciones son conocidos

Bajo el discurso de la competitividad, de la libre competencia, la subida constante de las tarifas, las desigualdades entre territorios, la gestión aleatoria de los riesgos…

Pero la lucha necesaria contra las privatizaciones pasa también por la puesta en cuestión de otras contradicciones: opuestos a la energía nuclear y partidarios del nuevo modelo energético, los Alternativos se oponen a los lobbies nucleares privados y públicos. Los Alternativos se posicionan a favor de una gestión pública local, en forma de concesiones públicas o de sociedades cooperativas de interés colectivo (SCIC), de las energías renovables (eólica, fotovoltaica, biomasa, etc.) y de los residuos.

La presión de la tecnocracia de Estado y de las formas de gestión inspiradas en el sector privado degrada los servicios públicos

Esa presión facilita los procesos de privatización dividiendo a los trabajadores, contribuyendo a la degradación del servicio. La respuesta alternativa es la intervención de los asalariados y los usuarios, es la definición democrática de objetivos de utilidad social y ecológica.

Una nueva visión de los servicios públicos

La centralización necesaria para dar coherencia a la red de los servicios públicos no debe encorsetar, sino aportar directrices. Las adaptaciones a las realidades sociales y territoriales son necesarias. La igualdad es compatible con la asignación de medios específicos para aquellos sectores o usuarios más débiles, a contracorriente de las lógicas de exclusión y de pauperización que dislocan la sociedad. Esa conducta, que ha abierto una brecha en el sector educativo por la derecha política, vale en otros sectores.

La extensión del campo de los servicios públicos permitirá privilegiar la solidaridad y la utilidad social y ecológica, antes que el “que cada uno mire por lo suyo” y la alienación consumista. Esta extensión es particularmente urgente para hacer retroceder la privatización del agua y para combatir la explosión del mercado «libre y no falseado» de la vivienda. La creación de cooperativas de viviendas debe ser animada.

Los Alternativos se pronuncian también por la reconquista y la gestión territorial de las tierras cultivables con el fin de favorecer la agricultura campesina y ecológica, y favorecer los circuitos cortos de intercambio. La reapropiación del dominio público sobre el agua y los saneamientos pasa particularmente por la colocación de administraciones municipales en las Cuencas.

En ciertos casos, iniciativas colectivas, no mercantiles, pueden ser sostenidas mediante acuerdos con colectividades territoriales (escuelas asociativas en lenguas de las regiones, en la perspectiva de una progresiva integración enla Escuela Pública; guarderías infantiles familiares; centros de cuidados autogestionados). Sectores de la economía social y solidaria también pueden ser sostenidos, en el respeto a un pliego de condiciones que garantice su utilidad social y ecológica.

La apropiación social y pública necesita una dinámica de propuestas y de movilización

La reconquista, la extensión de los servicios públicos, adoptarán diversas formas, y los hilos conductores serán su utilidad social y ecológica, la intervención popular y ciudadana. La movilización necesita un frente político-social muy amplio. Sindicatos, asociaciones, colectivos unitarios, movimientos políticos: todos juntos en pos de la solidaridad social y territorial.

Estados Generales de los Servicios Públicos se efectuarán el 29 y 30 de enero de 2011 (Ayuntamiento de Orly, Val-de-Marne) por iniciativa de un colectivo muy amplio y unitario. Los Alternativos son parte de él.

Resolución adoptada porla Coordinación de Los Alternativos, a 16 de Enero de 2011


[1] 5eme risque. Es un sistema de protección vinculado a la Seguridad Social, que incluye varios aspectos de ésta.