Grecia como espejo de nuestro futuro: cierran los centros de atención primaria. A ver si nos enteramos de lo que van a hacer con todos nosotros

febrero 22, 2014

 

Todos somos Griegos

Nos llegan informaciones espantosas de Grecia, a través de los compañeros de la Coordinadora Anti-Privatización de la Sanidad de Madrid (CAS-Madrid). Unas informaciones que todas y todos debiéramos tener muy presentes. Porque no nos engañemos: todas y todos debiéramos mirarnos en el espejo de nuestro futuro más que próximo que es hoy Grecia. Esas informaciones nos muestran cómo, simple y llanamente, se está DESTRUYENDO el sistema sanitario griego. Y se condena a la inmensa mayoría de la población a la nada: o tienes dinero para sanidad privada, o no tienes sanidad.

Grecia es el laboratorio en el que están experimentando “su” salida a la crisis capitalista: el tránsito a la más descarnada Barbarie, una sociedad en la que la mayoría, simplemente, sobraremos.

Si no queremos eso, sólo nos queda luchar. Contando sólo con nuestras propias fuerzas, las de los de abajo, las de las trabajadoras y trabajadores y los explotados y oprimidos. Lo que está pasando en Grecia es un ejemplo: allí Nueva Democracia (el PP griego) y el PASOK (el PSOE griego) se han puesto de acuerdo para disolver el sistema público ¡de atención primaria! Aquí nos contarán unos y otros lo que quieran. Da igual: ¡MIENTEN! (ambos). Y cualquier apoyo a esos partidos, a esos mamporreros del capital, venga de donde venga, supone situarse del lado de los verdugos del pueblo.

Para hacernos una idea clara de lo que esto supone: en una sociedad en la que el 30% de la población ya carece de servicios sanitarios, CIERRAN LOS CENTROS DE ATENCIÓN PRIMARIA. Y, según las propias fuentes del Ministerio griego de Sanidad, la ciudad de Atenas (sin su área metropolitana, con unos 700.000 habitantes) se queda con ¡13 médicos generalistas y 7 pediatras! Tesalónica, con más de un millón de habitantes, se queda con ¡11 médicos generalistas y 7 pediatras! Y así en todos los territorios de Grecia. En algunas islas, incluso, los enfermos tendrán que desplazarse a otras islas, porque el cierre de los centros de atención primaria se une a los cierres que ya se produjeron de sus hospitales.

Otra lección que debemos aprender es qué son la Unión Europea, el Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional, y todas esas agencias que nos están asfixiando para complacer a sus amos. En los artículos que enlazamos pueden verse varias fotografías. Entre ellas una del ministro de sanidad griego con el alemán que dirige el grupo de trabajo de la troika, muy amables y sonrientes. El  germano ha declarado ”estar muy impresionado con la reforma sanitaria griega”. Una reforma que Alemania está asesorando directamente.

Cuando ahora se aproximan las elecciones al Parlamento Europeo, desde las izquierdas debiéramos saber que la Unión Europea es lo que es: una herramienta del capital, imposible de reformar. Y debiéramos actuar en consecuencia, llamando a romper con esa cueva de ladrones y a organizarnos completamente al margen de la UE. Todo lo demás, todas las propuestas de “influir en la UE”, “cambiarla desde dentro”, “reformar la UE”, son pura palabrería que sólo lleva al desastre.

Tampoco se salvan otras instituciones que, supuestamente, velan por nuestra salud. La Organización Mundial de la Salud, la OMS, reconoce colaborar con el gobierno griego y acoge con agrado la “nueva asistencia sanitaria aprobada”.

En Grecia ya se están produciendo protestas, huelgas y movilizaciones. Se están negando a entregar las llaves de los centros de atención primaria, y los trabajadores y el pueblo los están ocupando. ÉSE ES EL ÚNICO CAMINO. LA LUCHA ES EL ÚNICO CAMINO.

Pueden verse informaciones en la página “TODOS SOMOS GRIEGOS” en la categoría “sanidad” que enlazamos: http://info-grecia.com/categoria/sociedad/sanidad/

También recomendamos 2 documentales realizados en Grecia: Debtocracy (Deudocracia, 2011), y Catastroika (2012), que pueden verse de manera gratuita en internet fácilmente.

 L.J. (militante de Alternativa Roja y Verde – Los Alternativos)


Una solución al desempleo: la reducción del tiempo de trabajo

febrero 22, 2014

Octavilla de nuestros camaradas de Les Alternatifs Isère (38) http://www.alternatifs.org/38

RTT

  • Cada día más parados

En Diciembre, el desempleo ha seguido aumentando a pesar de llevarse a cabo 60.000 expulsiones. En cuatro años, hemos pasado de 2.660.800 desempleados de categoría A, a 3.303.200. Contando los desempleados parciales, el número aumentó a 4.890.000. Ésta es la prueba de que las recetas utilizadas desde hace décadas no son las buenas.

  • Los fallos de las “recetas” actuales

Hasta ahora, nuestros gobernantes insisten sobre la competitividad y el crecimiento de nuestra economía. Sin embargo, una empresa como Airbus, a pesar de una agenda cargada de pedidos, anuncia 5.800 despidos. A pesar del buen estado de la compañía, esto no significa la creación de nuevos puestos de trabajo, ni siquiera la preservación de los ya existentes.

Nuestro presidente dice que reduciendo contribuciones de los empresarios, nuestra economía será competitiva y creará empleo. Recordemos la reducción del IVA en la reforma llevada por Sarkozy, que también crearía puestos de trabajo…

  • Las verdaderas causas del desempleo

El automatismo, la burocracia, la productividad e internet reducen la cantidad de trabajo que hacer. Nosotros no condenamos los avances técnicos, siempre que beneficien a la población: que nadie enferme ni por exceso de trabajo ni por desempleo. Reducir la cantidad de trabajo que hacer y llevarlo a cabo en las mejores condiciones son buenas cosas, pero también debería permitir reducir la jornada laboral (sin reducir el salario medio) y no el número de trabajadores. Del mismo modo, no se debe aumentar la edad de jubilación.

  • La única solución es internacional

Cada país se coloca en la carrera por la competitividad tomando las mismas medidas para atraer al Capital, reduciendo los gastos y los impuestos a las empresas. Como todo el mundo actúa del mismo modo, estas medidas se anulan entre ellas. Sólo la cooperación internacional puede responder al problema de la competitividad de la economía. La reducción del tiempo de trabajo, a nuestro parecer, reducirá la competitividad de nuestra economía. Ahora bien, el problema mundial del desempleo requiere una respuesta global, y por lo tanto una reducción global del tiempo de trabajo. Nunca se ha abordado este tema en conferencias internacionales. Cuando François Holland viaja a diferentes países (Sudáfrica, Turquía, etc.) nunca aborda esta cuestión con sus homólogos. Acompañado por líderes empresariales franceses, simplemente se contenta con apoyar sus intereses.

  • ¿François Hollande socialista?

El candidato Hollande prometió prohibir despidos de las empresas que tuviesen ganancias. ¡Todavía lo estamos esperando! Sin embargo, tiene aprobada por el Parlamento la ANI (Acuerdo Nacional Interprofesional) que permite forzar al trabajador a hacer horas extras no remuneradas. La corrupción (caso Cahuzac) y los vínculos entre el gobierno y la patronal explican esta política en contra de los intereses de los trabajadores.

  • Una lucha necesaria

La Unión por un Movimiento Popular y el Frente Nacional, al igual que el Partido Socialista, no están por la reducción de la jornada laboral. Les Alternatifs son uno de los pocos partidos políticos que lucha por ello. Pero esto no sucederá sin luchar: a este respecto son ejemplares las luchas llevadas a cabo por las huelgas de basura del metro y la de los bomberos de l´Isère contra el aumento de su tiempo anual de trabajo.

Traducción: Roberto, militante de Alternativa Roja y Verde – Los Alternativos


CUESTIONES INTERNACIONALES

enero 22, 2014

Resolución adoptada por el Congreso de Les Alternatifs – Los Alternativos de Noviembre de 2013

En vista de que la crisis del capitalismo alcanza una amplitud sin precedentes y que se extiende por todo el mundo, la respuesta no se puede limitar a dimensiones nacionales o europeas, debe de ser internacional.

¿Esta afirmación pasa por la creación de una nueva organización internacional? La respuesta a esta cuestión, hoy en día, nos parece prematura, más aún cuando los precedentes internacionales han mostrado sus límites y que la última tentativa en 2009 con la creación de una Vía Internacional propuesta por Chávez no se ha concretizado.

Después de 15 años de movimiento altermundialista, plural en su composición e innovador en su funcionamiento, la concepción de la organización ha cambiado profundamente. Más recientemente, el emergente surgimiento de los movimientos de revueltas ciudadanas a través del mundo funcionando a través de redes y protestando contra la forma de representación, la corrupción política y la arrogancia de las élites ha renovado el repertorio de las acciones. Así, las revoluciones árabes, sin denigrar el rol de los movimientos sociales clásicos, se han apoyado igualmente sobre las masivas movilizaciones ciudadanas.

A la luz de estas evoluciones, es indispensable la multiplicación de contactos internacionales y la construcción de una red de contactos tanto para los encuentros bilaterales o multilaterales como para las iniciativas internacionales, tales como los fórums sociales.

El intento de constituir una red Roja y Verde Alternativa (RAGA) nos ha permitido aprender de su dificultad y también evaluar los medios necesarios para organizar los encuentros internacionales.

Sin embargo, lo importante es perseverar en la definición de estas formas. Paralelamente, los Alternativos deben insistir en las relaciones con las formas más clásicas de reagrupamiento estructural de hoy en día y desarrollar las relaciones con el Partido de Izquierdas Europeo (PGE) o con la IV Internacional.

En el momento del Congreso, los Alternativos deciden profundizar su reflexión sobre la estructuración de respuestas internacionales a la crisis del capitalismo mundial, tanto en el interior de la organización como en la relación con los componentes del “grupo de los 5”.

Ellos reafirman su pleno y total compromiso en el seno del movimiento altermundialista a través de una participación activa en los principales encuentros internacionales.

Se privilegiará lo siguiente:

  • Los movimientos de revuelta ciudadana, estudiantil, etc;
  • El seguimiento de los procesos revolucionarios en países árabes;
  • Las resistencias de los pueblos y los ciudadanos del mundo en el acaparamiento de tierras de cultivo, el pillaje de los recursos naturales por las multinacionales, los fondos especulativos o por ciertos Estados, en la África francófona;
  • Los procesos de transformación social comprometidos en América-Afroindígena-Latina y las luchas ecológicas que se desarrollan en ellas;
  • Los movimientos sociales y ecológicos en Europa;
  • Los movimientos de liberación, en particular los del pueblo palestino.

Los Alternativos (Les Alternatifs) y Alternativa Roja y Verde (Estado español) relanzarán el proceso RAGA, especialmente desarrollando los contactos internacionales e iniciando los encuentros: europeos, Europa-América Latina con el objetivo de intercambiar y confrontar prácticas militantes y para llevar a cabo la articulación de campañas comunes o de apoyo solidario.

Se responde favorablemente a las invitaciones del Partido de Izquierdas Europeo (PGE) y de la IV Internacional, debatiendo igualmente desde un estatuto de observador.

Traducción: Roberto, militante de Alternativa Roja y Verde – Los Alternativos

monde


Nuclear y Transición Ecológica

enero 12, 2014

Nuclear y transición ecológica (Resolución sobre Ecología adoptada por el Congreso de Les Alternatifs – Los Alternativos de Noviembre de 2013)

Notas Introductorias:

#1. Se trata de reafirmar esencialmente nuestro posicionamiento antinuclear. En efecto, desde el congreso de Ruán de noviembre de 2010, ha tenido lugar la catástrofe de Fukushima en marzo de 2011 con todas sus consecuencias.

#2. La resolución es más detallada con el fin de precisar un marco y definir los objetivos que conciernen a nuestra concepción de la transición ecológica y energética, y esto, en un camino autogestionario.

  • 1. Por el abandono de la energía nuclear civil y militar.

Para recordar: Francia posee el número más elevado en el mundo de reactores nucleares por habitante (58 reactores, casi uno por un millón de habitantes) y su consumo de energía es dependiente de las energías fósiles en un 75 %. La nuclear produce el 78 % de la electricidad.[i]

La catástrofe de Fukushima de marzo de 2011 demostró una vez más el peligro del átomo, en lo que respecta al sector vinculado al “átomo militar” (MOX: mezcla de óxidos de Uranio y Plutonio[ii]). Es imposible ignorar todos los accidentes nucleares que han salpicado el mundo desde el de Three Mile Island en 1979. No podría estar en discusión apostar sobre el futuro, a riesgo de un peor accidente “grave” o todavía de un accidente “mayor” (grave no controlado), que tendría consecuencias inconmensurables.

Alemania se comprometió con la vía del cierre, ¿por qué Francia no la imitaría optando por el abandono?

Los lazos intrínsecos entre el ejército y la industria nuclear no necesitan demostración y la energía nuclear es ante todo una energía de destrucción. Francia debe emprender un desarme nuclear unilateral y comprometer una readaptación de su industria militar basada en la utilización del átomo.

A nivel sanitario, es la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) la que está encargada de las investigaciones de los efectos de la radioactividad, la Organización Mundial de la Salud (OMS) sólo puede publicar comunicados con el aval de la AEIA. La OMS debe poder efectuar investigaciones y publicar los resultados sin control de la AEIA, la cual está influida por los lobbies pronucleares.

Les Alternatifs son antinucleares, y reafirman:

  • su oposición a la energía nuclear civil y militar;
  • el compromiso que tomaron en el momento de la firma del “llamamiento solemne” de marzo de 2011 (firmado por 68 organizaciones en respuesta a la catástrofe de Fukushima) y que estipulaba:

◦             El abandono de todos los proyectos electronucleares en curso (EPR de Flamanville, línea THT Cotentin-Maine, EPR de Penly, ITER, Bure y los proyectos de centros de almacenamiento de los residuos nucleares generados en el sector electronuclear, ASTRID) mientras los ciudadanos no hubieren estado en condiciones de pronunciarse democráticamente sobre nuestra política energética, sobre el recurso a la energía nuclear, incluso si es necesario por referéndum;

◦             La renuncia a la prolongación de la explotación de los reactores que han alcanzado o sobrepasado los 30 años de funcionamiento;

◦             El abandono completo de todos los proyectos llevados a cabo en el extranjero por la industria nuclear francesa, lo que incluye la detención de todas las exportaciones, particularmente del “combustible MOX”.

Además, AREVA debe detener toda explotación de uranio en Níger, en Canadá y en Kazajistán, abandonar las prospecciones de minas africanas (en la República Democrática del Congo y en otros lugares) y Francia debe detener las intervenciones imperialistas destinadas particularmente a asegurar el aprovisionamiento del mineral, como recientemente en Malí.

Una vez decidido el abandono de la nuclear, habrá que comprometer la transición energética para realizar la salida de la nuclear, si es posible, entre 5 y 10 años.

Les Alternatifs iniciarán un proceso dirigido a los trabajadores, particularmente a los precarios de la nuclear, con el fin de intervenir en las condiciones de trabajo, un balance real del estado del conjunto, y de los riesgos expuestos.

Les Alternatifs defenderán sus posiciones cerca de sus compañeros de la reagrupación “Ensemble / Trait d’union” (también signatarios del “llamamiento” de marzo de 2011) y las expresarán en el seno del “Front de gauche”. Reforzarán su compromiso en las luchas antinucleares. Comprometerán una reflexión sobre su mantenimiento en el seno de la red “Sortir du nucléaire” (enfrentada a una crisis organizativa y con la que existen divergencias estratégicas) al final de la próxima Asamblea general de enero de 2014.

2.      Transiciones ecológicas y energéticas.

Durante la fase transitoria, desde la decisión del abandono de la nuclear, Francia deberá recurrir a energías fósiles (gas, carbón). Las energías fósiles representarían el 30 % de la producción de electricidad en caso de abandono de la nuclear en 10 años. Es por eso que deberán ser tomadas algunas medidas en los sectores que emiten más gases de efecto invernadero: los transportes, la construcción y la agricultura intensiva.

La transición energética debe insertarse en la transición ecológica global para, particularmente, permitir la reducción del consumo energético. Se trata también de incitar esta transición evitando al mismo tiempo, por una parte, el fortalecimiento del capitalismo a través del capitalismo verde y la economía verde,  y, por otra parte, la elección de una evolución de tipo reformista como la propuesta por el PG en el ámbito del ecosocialismo, que pretende esencialmente cubrir las necesidades.

La transición que queremos implica que el sistema productivo y, por tanto, las decisiones políticas (propiedad social, sistema financiero, …) estén en coherencia con los cambios económicos, en mutación rápida en un proceso coherente, aunque en adaptación semi-permanente. Esta transición debe ser meditada y debe comprometer tanto más cuanto que la energía, todavía más que otras cuestiones ecológicas, está en el corazón del sistema y es uno de sus determinantes principales, tanto del lado de la producción como del consumo.

Se trata de realizar una readaptación ecológica de la economía en su totalidad y en cada sector de producción y de intercambio: energía, industria, agricultura, distribución, ordenación y urbanismo. En sus tres componentes (producción, consumo e intercambio), el sistema económico que hay que construir debe responder a los objetivos siguientes:

  • satisfacción prioritaria y total de las necesidades humanas fundamentales: alimentación, formación, vivienda, salud, cultura;
  • limitación de las otras producciones, con prioridad para los bienes y servicios que mejoran las condiciones de vida y de trabajo, búsqueda de un uso colectivo y económico de los bienes duraderos (transporte, vivienda, equipos culturales y turísticos) y acceso lo más equitativo posible de todos a los bienes y servicios;
  • reparto equilibrado de la producción sobre todo el territorio;
  • búsqueda de formas de cooperación y de intercambio internacionales que respondan a los criterios enunciados más arriba para cada país afectado.

Estas orientaciones para un “alterdesarrollo” permiten responder a la pregunta de la evolución de la producción y del reparto de los bienes o de la riqueza superando los debates entre decrecimiento y tipo de crecimiento, e inscribiéndose en una búsqueda de la austeridad.

2.1     – Es en el ámbito de esta transición donde deben ser comprometidas medidas a corto plazo:

  • invertir masivamente en la búsqueda de energías renovables comenzando por redestinar los créditos consagrados a la nuclear y al ITER.
  • desarrollar un mix energético (hidráulica, solar, éolica, biomasa, geotérmica, etc.) a gran escala, que permitirá una producción equivalente a la de 25 reactores nucleares en 10 años.
  • renunciar a los proyectos de exploración y de explotación del gas y el petróleo de esquisto y de anular todos los permisos que han sido concedidos.
  • ahorrar energía poniendo freno a los despilfarros. Gracias sólo al ahorro de energía, 23 reactores nucleares podrían estar parados en 10 años.

Pero la eficiencia (reducción de los despilfarros, mejores tecnologías, etc.) no bastará, hará falta conjugarlo con la austeridad reduciendo la demanda final de energía a cerca de la mitad en la Unión Europea.

2.2     – Las apuestas y los desafíos democráticos de la transición energética.

La apuesta por la transición sobrepasa ampliamente nuestras fronteras y concierne al conjunto del planeta. Debemos pues razonar a esta escala. La explotación fósil ha estallado con el desarrollo del capitalismo (representa el 90 % de las fuentes de energía) y el acaparamiento de los recursos genera numerosos conflictos. La nuclear representa sólo el 2 % de la producción mundial.

Las apuestas geoestratégicas son enormes. Suponen repensar las relaciones entre los estados y comprometer una nueva distribución mundial repasando de nuevo los intercambios y, en primer lugar, reduciendo los flujos de transportes. Para responder a las apuestas climáticas del horizonte 2020 y 2050, se impone un cambio radical de nuestro sistema energético, que deberá respetar un equilibrio Norte-Sur y garantizar la justicia social.

Este cambio implica:

  • Una reducción importante del consumo de energía de los países del Norte y el abandono de la energía nuclear en Francia. Lo que a su vez cuestiona las lógicas capitalista y productivista.
  • Una crítica radical del crecimiento capitalista y el decrecimiento de una parte de la producción material (en particular la que tiene relación con el armamento y la publicidad) y transportes por carretera, individuales y aéreos, por la relocalización y el desarrollo de una autonomía alimentaria a escala de los territorios (escala que debe ser determinada por la democracia activa), así como el fortalecimiento de las luchas contra los grandes proyectos inútiles e impuestos (GPII): es lo que llamamos la objeción al crecimiento y el “alterdesarrollo”.
  • Una contestación al «capitalismo verde», que no se halla en condiciones de responder a las apuestas energéticas y ecológicas. Las medidas técnicas – llamadas de eficiencia – que representan el 70 % en el escenario Négawatt[iii], favorecen particularmente los beneficios de las multinacionales. La urgencia ecológica impone la puesta en marcha de soluciones que descansan en la elección de técnicas apropiadas, renovables y duraderas, lo mismo que una producción descentralizada y diversificada.
  • Una articulación entre una democracia económica y social – que excluye la producción y la distribución de la energía en la esfera del mercado y del beneficio – y una democracia activa que articula formas representativas y procesos de democracia directa (presupuestos participativos, instancias de decisión ciudadanas que tienen por objeto la elaboración de los proyectos, el control de su puesta en marcha y la evaluación de su realización, con eventualmente su reconsideración), que podría plasmarse en el marco de una «ordenación / planificación democrática ecológica».

El desafío está pues en conjugar la «democracia real» y la justicia social.

2.3     – La transición ecológica y energética implica:

  • una articulación entre los niveles nacional y local, en términos de producción y distribución de energía: entre un servicio público nacional (polo público de la energía) e instancias locales: entidades públicas controladas por los ciudadanos y trabajadores y cooperativas (SCIC[iv]). La ley Energía de 2002, llamada Cochet, que ha desregulado la producción de la electricidad y maximizado los beneficios, debe ser revisada;
  • una reconversión ecológica de la industria (automóvil, agroalimentaria, abandono de la nuclear, etc.) y una relocalización de las actividades con unidades de producción más pequeñas;
  • un desarrollo importante de los transportes colectivos respetuosos con el medio ambiente (trenes, tranvías, etc.)
  • la elaboración de planes alternativos que unan a los-as trabajadores-as, los sindicatos, las asociaciones y los-as ciudadanos-as con el fin de garantizar los derechos sociales y el respeto de la naturaleza que integre totalmente nuevas relaciones de producción y nuevas organizaciones del trabajo;
  • una toma en cuenta de las necesidades sociales (accesos al agua y a la energía para todas y todos) y la puesta en marcha de un reparto equitativo indispensable entre los niveles nacionales y locales que incluyan la gratuidad de los primeros tramos y tarificaciones progresivas;
  • una convergencia de las luchas sociales y ecológicas para influir en las orientaciones políticas a un nivel macro, las luchas aceleran la toma de conciencia;
  • una valorización de los campos de experimentación (agricultura, autoconstrucción, producciones cooperativas de energía renovable, etc.);
  • reflexiones ciudadanas a escala territorial que permitan compartir las “inteligencias” y desarrollar alternativas concretas innovadoras. Las coordinaciones locales entre las cooperativas de producción e instancias políticas de participación permitirían lograr esa meta.

Les Alternatifs participarán activamente en las diferentes iniciativas: foros sobre la transición ecológica y energética para confrontar sus posiciones con los-as ciudadanos-as. Se implicarán en las experiencias alternativas.

Allí donde estén y estuvieren presentes en los municipios, propondrán incitar el debate con los-as ciudadanos-as y las experimentaciones locales alternativas de producción de energía en el ámbito de estructuras públicas controladas por los-as ciudadanos-as o en cooperativas.


[i]               N. del T.: Para comparar, España posee 8 reactores, depende en torno a un 80% de energías fósiles (el resto son un 10% nuclear y un 10% renovables) y la nuclear representa en torno al 20% de la electricidad producida.

[ii]              N. del T.: El combustible MOX, Mixed Oxide, permite reciclar parte de los residuos nucleares de origen militar, y era el usado en el reactor 3 de la central de Fukushima I, proporcionado por la empresa francesa Areva.

[iii]             N. del T.: El escenario Négawatt, es un modelo energético francés basado en el ahorro y la eficiencia energética y el uso de energías renovables propuesto por la asociación NégaWatt hasta el 2050.

[iv]            N. del T: Société coopérative d’intérêt collectif, sujeto de derecho francés, cooperativa sin ánimo de lucro, con el fin de producir bienes o servicios de utilidad social, constituida por al menos los asalariados de la cooperativa, los beneficiarios o usuarios de sus actividades y los contribuyentes al contado o en especie a su desarrollo.

Traducción: Chema, militante de Alternativa Roja y Verde – Los Alternativos

nucleares socorro


¡HAY QUE ECHARLOS A PATADAS!

diciembre 13, 2013

Porque el capitalismo muestra a las claras su fascismo. Por una verdadera democracia.

¡HAY QUE ECHARLOS A PATADAS!

PP-fascista

La escalada fascista de los gobiernos del PP no cesa. Conforme han ido ocupando esferas de poder, la represión contra las lógicas y justas protestas y movilizaciones que provocan sus políticas, se ha ido incrementando paulatinamente. No nos dejemos engañar por sus mentiras: su objetivo no es otro que acallar esas protestas ante la imposición de la miseria para la mayoría social, mientras se continúa facilitando la labor de las grandes empresas y sus corruptos cómplices políticos. Por eso criminalizan las resistencias, porque saben perfectamente que la crisis del capitalismo que también está asolando el estado español va a continuar y, por tanto, sus consecuencias van a seguir reventando las vidas de la inmensa mayoría.

Es el miedo a un estallido social mucho más que necesario el que, como pasó en el período de entreguerras, saca a la luz lo que siempre ha estado y estará bajo la falsa máscara de las falsas democracias capitalistas: el fascismo.

Hasta ahora se combinaba sobre todo la brutalidad de los cuerpos represivos del estado, las palizas en las manifestaciones, con lo que ahora se denomina buro-represión: multas indiscriminadas a quienes protestan. Ambos mecanismos muestran a las claras los abusos del poder, el uso totalmente arbitrario y en contra incluso de sus propias leyes que los fascistas que nos gobiernan hacen de su poder capitalista. Y ambos mecanismos aterrorizan, intentan sembrar indiscriminadamente el terror y el pánico entre la ciudadanía.

Pero ahora están dando pasos que van más allá, porque temen lo que se les puede venir encima. Por eso surgen de repente casos de presunto terrorismo supuestamente protagonizado por grupos radicales, anarquistas especialmente. Nada nuevo acusar a los anarquistas y a la “extrema” izquierda en este país: las cloacas del poder ya usaron esas mentiras durante la transición, con el anarquismo y con otras tendencias que promovían la ruptura con este sistema que no es otra cosa que el heredero del franquismo, la vía para que pareciera que todo cambiaba cuando todo lo esencial seguía siendo lo mismo. Parece que por fin la mayoría está dándose cuenta de eso y desechando el mito de la maravillosa “TRAnsICIÓN”. Pues sepamos también que en esos tiempos fueron los gobernantes franquistas, reconvertidos de repente en demócratas “de toda la vida”, quienes infiltraron a sus agentes en los movimientos de oposición para organizar actos violentos de todo tipo.

Y por eso también ahora lanzan su nueva ley de ¿seguridad ciudadana? Un mecanismo claramente antidemocrático y para-legal, propio de dictaduras declaradas y no de seudo-democracias como ésta. Incluso a los ojos de las asociaciones de jueces y fiscales (nada progresistas ninguna de ellas) y de la Unión Europea y los organismos internacionales (tampoco progresistas precisamente), que están mostrando públicamente sus dudas sobre la compatibilidad de este proyecto de ley con la Constitución española, con la legalidad internacional generalmente aceptada y con los Derechos Humanos. Esa nueva ley pondrá en manos de los cuerpos represivos del estado y el poder ejecutivo (no el judicial) las decisiones sobre las sanciones. Y aterrorizará aún más, con multas millonarias, a quienes quieran expresar su rechazo a los recortes, a las privatizaciones, a los desahucios, a los despidos,… A quienes quieran, sencillamente, luchar contra la miseria en la que a la inmensa mayoría nos hunden el capitalismo y sus gobernantes.

Esta situación, este avance del fascismo, no es específico de los podridos y putrefactos que gobiernan ahora. Viene dando pasos desde hace mucho tiempo, con el concurso y la complicidad de los dos grandes gestores del capital (PP y PSOE). Y con el respaldo e incluso la participación en ocasiones de sus demás socios. ¿O no son verdaderos campos de concentración los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIEs), en los que se encierra a personas que no han sido condenadas por ningún delito? ¿No tiene ninguna responsabilidad en ellos el líder del PSOE, Rubalcaba? ¿Y no había ya palizas y brutalidad policial frente a las protestas cuando el tripartito falsamente de izquierdas gobernaba Catalunya, estando incluso al mando de los represores un dirigente de la coalición ICV-IU?

No podemos caer en sus trampas. Porque bien podría ser, como señalan cada vez más compañeros de luchas, que el hartazgo generalizado de la mayoría respecto de los fascistas en el poder llevara a esa inmensa mayoría simplemente a cambiar de amo, de gestor de la misma miseria. Y de fascistas. En ese proceso el capitalismo habría conseguido su verdadero objetivo: reventar cualquier alternativa real. Ejemplos elocuentes al respecto tenemos muchos, demasiados: Islandia, Grecia, Egipto,… En todos esos casos el capitalismo se mantiene. Y la gente, los de abajo, perdemos.

Tenemos que evitar repetir errores históricos. Tenemos que quitarnos todas las vendas que tanto tiempo de falsa democracia ha puesto sobre nuestros ojos. Al fascismo NO se le gana NUNCA en las urnas. Mussolini y Hitler llegaron al poder a través de elecciones, con el inestimable y total apoyo de los que se habían declarado convencidos demócratas hasta que vieron peligrar sus beneficios económicos. Y en otras situaciones, como la España del 36 o el Chile de Allende, las ilusiones electorales dejaron indefensos a la clase trabajadora y al pueblo frente al fascismo, permitiendo que fueran los fascistas los que llevaran la iniciativa y salvaran al capitalismo y a los ricos.

Por eso hay que echarlos a patadas a todos. Por eso el pueblo tiene que tomar directamente en sus manos el poder y las riendas de su destino. Ésa es la auténtica democracia. Hace ya bastante más de dos siglos, en 1762, Rousseau nos advertía con claridad meridiana: “La soberanía no puede estar representada, por la misma razón por la que no puede ser enajenada; consiste esencialmente en la voluntad general, y la voluntad no se representa; es la misma o es otra; no hay término medio. Los diputados del pueblo no son, pues, ni pueden ser sus representantes, no son más que sus mandatarios; no pueden concluir nada definitivamente. Toda ley no ratificada por el pueblo en persona es nula; no es una ley. El pueblo … cree ser libre, y se engaña mucho; no lo es sino durante la elección de los miembros del Parlamento; desde el momento en que éstos son elegidos, el pueblo ya es esclavo, no es nada…En todo este tiempo, ¿no hemos aprendido nada?

Desde Alternativa Roja y Verde – Los Alternativos queremos mostrar nuestra solidaridad con todas las personas que ya están padeciendo esta represión, entre las que se encuentran algunos de nuestros militantes. Especialmente con quienes han sufrido o sufren internamientos preventivos en prisión bajo acusaciones falsas e inventadas por el poder. Y con quienes enfrentan posibles penas de cárcel por luchar con verdadera dignidad por lo que es de justicia: trabajo, vivienda, sanidad, educación, un medioambiente habitable,… Un presente y un futuro para ellos y para todos. Otros son los que deberían estar en las cárceles: todos esos corruptos y mamporreros del capital que han robado al pueblo su dinero y su poder político, que impiden a diario lo único que puede ser llamado verdaderamente democracia: el poder directo, constante y sin delegación ninguna del pueblo.

Queremos también dejar muy claro que vamos a seguir luchando. Contra las políticas capitalistas y contra el fascismo que ese mismo capitalismo lleva dentro. Y contra todos los que pactan con los capitalistas y les sirven fielmente. Porque ya no es tiempo de seguir a medias. O se lucha por la Revolución Social o se es lacayo del capital y cómplice del fascismo.

Por eso, hacemos un llamamiento a todas las organizaciones y activistas que se consideren verdaderamente anti-capitalistas y anti-fascistas, a que luchen sin concesiones, a que se opongan sin titubeos al poder, a que rompan todo pacto con ese poder. Porque con el fascismo no se pacta: ¡AL FASCISMO SE LE COMBATE! 

Diciembre de 2013

Alternativa Roja y Verde – Los Alternativos en el estado español

ahora el fascismo se llama democracia

 

 


¡Juntos! (Ensemble!) ¡Vamos adelante! (un nuevo movimiento político en Francia)

diciembre 8, 2013

Reproducimos la información que nuestros camaradas en Francia de Les Alternatifs nos hacen llegar. En el reciente Congreso de la organización[i] se aprobó mayoritariamente la participación en este proceso unitario que se está construyendo en el seno del Frente de Izquierdas.

Desde hace meses, se había entablado un proceso de fusión, y el 23 y 24 de noviembre de 2013, tras las Asambleas nacionales, se ha concretado. Cuatro componentes del Frente de Izquierdas (la Federación para una alternativa social y ecológica –FASE[ii]-, Los Alternativos –Les Alternatifs[iii]-,  Convergencia y Alternativa[iv], la Izquierda Anticapitalista –GA[v]-) así como militantes de la Izquierda Unitaria –GU[vi]-, activistas surgidos del movimiento sindical, altermundialista, la lucha LGBTI, y los colectivos creados de manera conjunta localmente, se han reunido para fundar un nuevo movimiento político común en el Frente de Izquierdas, útil para la construcción de una alternativa política al capitalismo y al servicio de todos los combates emancipadores, ecologistas, feministas, altermundialistas.

La asamblea validó la proposición de nombre común « ¡Juntos! (Ensemble!) Movimiento para una alternativa a la izquierda, ecologista y solidaria ».

Un primer trabajo ha sido realizado alrededor de « textos de referencia », que inspirarán las acciones y las posturas del movimiento. Las asambleas también discutieron un texto de orientación en la coyuntura política actual, un texto de orientación para las próximas elecciones europeas y un texto de funcionamiento del movimiento que lo dota de un presupuesto, de una dirección común, de colectivos locales comunes y de una representación concertada y única en el Frente de Izquierda.

Nuevas asambleas tendrán lugar a finales de 2014 para terminar de configurar este proyecto de fusión y de construcción de una nueva entidad política.

Reproducimos la declaración final adoptada « ¡Juntos! ».

¡ES URGENTE PONERSE A CAMINAR Y CONSTRUIR UNA ALTERNATIVA DE IZQUIERDA!

www.ensemble-fdg.org

Tras más de un año de la elección de François Hollande, no da para más. Mientras que los votantes que votaron a la izquierda para vencer a Sarkozy esperaban el cambio, sufren una política gubernamental sin ruptura con las políticas del pasado, ya sea en el terreno económico, social o ecológico.

Mientras que la sociedad sufre la crisis del capitalismo, la patronal y los mercados financieros continúan su ofensiva de despidos y aún menos servicios públicos.

La derecha y la extrema derecha se organizan y movilizan a sus partidarios, en contra del matrimonio homosexual, para desviar la cólera social contra los impuestos, las cargas patronales y la normativa laboral, buscando como chivos expiatorios a la pretendida asistencia a los extranjeros. Se banaliza el discurso racista en torno a la estigmatización de los gitanos y el retorno a la imaginería colonial contra los negros y los árabes, ya sean ministros o simples ciudadanos.

Los grupos de presión productivistas siguen imponiéndose, a un gobierno que considera la ecología como el pariente pobre de la política, y continúan los grandes obras inútiles, como la de Notre-Dame-des-Landes, y no se toman medidas en políticas para abandonar las energías del carbón y nuclear.

Se está desarrollando una confusión política peligrosa. Este gobierno es ilegítimo para la izquierda y puede abrirse una importante crisis política. Una brecha separa las aspiraciones al cambio y el funcionamiento actual de la política.

Para impedir que avancen las ideas de la derecha y extrema derecha, es urgente encontrar formas de removilización del mundo del trabajo y de la población.

Las aspiraciones a una sociedad democrática, más justa, más ecológica, más igualitaria, todavía siguen ahí. Son un motor creciente de numerosas resistencias del movimiento obrero y de la juventud que deben liberarse para tomar nuevo empuje.

Ahora se trata, a partir de las exigencias centrales surgidas de las movilizaciones, de concentrar los objetivos políticos y desencadenar una dinámica de emancipación que permita acumular fuerzas para reunir sobre esa base las ideas mayoritarias en la sociedad. Esto es lo que nos guía en nuestro compromiso con el Frente de Izquierda, con otras fuerzas, y la ambición, aún más indispensable en la situación actual, de desarrollar su dinámica en relación con los movimientos sociales.

Ensemble, hacemos un llamamiento para reunirnos el 1 de diciembre en una marcha por una revolución fiscal, una tasa sobre el capital, la anulación de la subida del IVA y para exigir a los parlamentarios que no voten este presupuesto de austeridad.

Ensemble, llamamos a continuar la movilización contra la injusta reforma de las pensiones, indigna de un gobierno de izquierda, y para el regreso de la jubilación a los 60 años.

Ensemble, seremos muchos al lado de la Marcha de las asociaciones de parados, en París el 7 de diciembre, contra la precariedad, especialmente de las mujeres y los jóvenes.

Ensemble, hacemos un llamamiento a no dejar pasar la ola de racismo, junto a las asociaciones antiracistas y los sindicatos, que se manifiestan el 30 de noviembre y el 7 de diciembre en torno al manifiesto Igualdad de derechos para el aniversario de la marcha de 1983. Combatimos, al mismo tiempo, la política de Manuel Valls, (Ministro del Interior) en particular sobre los gitanos, los sin papeles y las expulsiones de jóvenes extranjeros escolarizados.

Ensemble, vamos a estar con todas las fuerzas y asociaciones que se movilizan en el terreno de la ecología, para obligar a los poderes políticos y económicos en Francia y en Europa, a tomar medidas para la transición energética y la reestructuración industrial que son necesarios después del último informe del GIEC que precisa su diagnóstico de alerta mundial sobre el clima.

Ensemble, con el Frente de Izquierda, hacemos un llamamiento: Esto no puede seguir así, tenemos que cambiar de rumbo por una alternativa real de izquierda.

Hay que construir una confluencia de todas las fuerzas de izquierda y ecologistas, votantes, militantes, representantes electos… que comparten estas exigencias, trabajar para reunir una nueva mayoría que imponga una verdadera política de izquierda y otro gobierno, que se enfrente a los mercados, a la Patronal, y rompa con las políticas de discriminación.

Hay que reunirse en torno a objetivos de transformación social y ecologista, de igualdad de derechos, contra todos los discursos que quieren aceptar que pagar la deuda y sufrir la crisis es inevitable, que habría que aceptar la injusticia, las desigualdades y un modelo de desarrollo que se da contra el muro.

La clave de la situación está en manos del pueblo. El debate público, para fomentar una verdadera dinámica de intervención popular, debe organizarse en primer lugar con la mayoría de los ciudadanos y ciudadanas, con los actores y actrices de los movimientos sociales que buscan una salida política que corresponda a sus luchas diarias, con el Frente de Izquierda, con los que, en el PS y Los Verdes, ya no quieren apoyar esta política gubernamental, con las formaciones de la izquierda radical que comparten estos objetivos.

Ahora es el momento de dar un salto para reunir y cambiar a la izquierda, para reconstruir la esperanza.

Las convocatorias electorales de 2014 también deben ser la oportunidad para que las relaciones de fuerza oscilen hacia la izquierda.

En las elecciones municipales, podemos presentar listas, con la iniciativa del Frente de Izquierda, independientes de la política del gobierno, dispuestas a hacer de los municipios puntos de apoyo de resistencia a la austeridad, en una dinámica popular y ciudadana.

En las elecciones europeas, el Frente de Izquierda debe lograr afirmar, en Francia y en Europa, una izquierda alternativa, defensora de la refundación de otra Europa: social, democrática y ecológica, emancipándose de los tratados que la hunden en una austeridad generalizada.

Por todo ello, necesitamos un Frente de Izquierda que sume, abierto, democrático, animando el compromiso ciudadano. Debe poner en marcha su mayor ambición, la de contribuir a una confluencia popular de carácter mayoritario anclada firmemente a la izquierda. El desafío que se plantea consiste en desarrollar el debate y la acción para construir una contraofensiva popular, y no alimentar la competencia entre sus componentes. Debe ser capaz de ser un factor de unidad y de agrupación con otras fuerzas políticas y sociales, impulsor de una alternativa a la política del gobierno.

Distintas fuerzas políticas y colectivos militantes del Frente de Izquierda han decidido crear un movimiento común, Ensemble! (¡Juntos!) abierto a todas y todos los que no son miembros de alguna organización, para constituir una corriente política común en el Frente de Izquierda, al servicio de todas las luchas emancipadoras.

Estamos convencidos de que, del intercambio y el mestizaje de orígenes y culturas políticas, se puede creer de nuevo en la política. Esperamos iniciar una lógica contagiosa de superación y de convergencia de fuerzas con diferentes tradiciones políticas, para promover el surgimiento de un movimiento transformador.

Nuestro movimiento toma sentido en la defensa de un proyecto global para el Frente de Izquierda, y hará con él todo lo que sea posible para avanzar en la vía de una convergencia en un frente político, social y popular, capaz de asumir la confrontación con las clases dominantes y de construir una alternativa a la política del gobierno actual.

Nuestro objetivo es contribuir, junto a otros, a refundar las nuevas perspectivas de transformación de la sociedad: trabajar por una alternativa social, ecológica, feminista, internacionalista, en ruptura con la lógica capitalista y productivista, crear una herramienta de autoorganización y autogestión, la unidad popular y la emancipación.

logo Ensemble


[i] En el último número de nuestra revista en francés (Rouge et Vert), pueden verse las resoluciones y textos aprobados (y algunos de los debates) en este Congreso: http://www.alternatifs.org/spip/IMG/pdf/rouge_vert372.pdf Esperamos ir publicando sus traducciones al castellano en nuestro blog.

[ii]La Federación para una alternativa social y ecológica (FASE) nació en diciembre de 2008. Ella milita por el reagrupamiento de las fuerzas de transformación social desde la pluralidad de culturas y trayectorias, y por la superación de la división entre movimientos sociales y política. Estructura mixta que reagrupaba componentes políticos ya existentes y militantes miembros o no de corrientes políticas constituidas, FASE reunió particularmente la coordinación nacional de los colectivos unitarios para una alternativa al liberalismo (CNCU); la asociación de los comunistas unitarios (ACU), AlterEkolo, Ecología Solidaria; Alternativa, Democracia, Socialismo (ADS); el MAI; Utopia; y diferentes grupos locales. Ella decidió participar en el Frente de Izquierda en junio de 2011.

[iii] Los Alternativos (Les Alternatifs) son una formación política nacida en 1998 de la fusión de la Alternativa Roja y Verde (AREV) con una minoría de la Convención para una alternativa progresista (CAP) que se reclama del altermundialismo. Defienden el partido movimiento y sus 4 pilares son: la Solidaridad, la Ecología, la Autogestión, el Feminismo. Los Alternativos se unieron al Frente de Izquierda en noviembre de 2012.

[iv] La corriente Convergencia y Alternativa (CetA) se constituyó en mayo de 2009 en el seno del Nuevo Partido Anticapitalista (NPA), después de la escisión de la corriente “Unir” y que una parte dejase el NPA. Continuó defendiendo en el seno del NPA un frente político y social para los momentos electorales y para los movimientos sociales. En marzo de 2011, en respuesta a la negativa del congreso del NPA de llevar una política unitaria dirigida a las fuerzas “a la izquierda de la izquierda” y en particular al Frente de Izquierda, CetA se hizo autónoma del NPA y decidió sumarse al Frente de Izquierda. Se convirtió en miembro en junio de 2011.

[v]La Izquierda Anticapitalista (GA), corriente unitaria para el ecosocialismo, nació en el NPA en noviembre de 2011 y se opuso al curso aislacionista de su mayoría defendiendo la unidad particularmente con el Frente de Izquierda. GA, después de habérselo propuesto sin éxito al NPA, decidió el 8 de julio de 2012 sumarse al Frente de Izquierda.

[vi] Izquierda Unitaria (GU) ha estado constituido por militantes surgidos del NPA favorables a una participación común con PCF y PG en las elecciones europeas de 2009 en el marco del Frente de Izquierda.


Lecciones del cierre de Canal Nou: Luchar antes para no llorar después

diciembre 5, 2013

RTVV no es tanca

 

El gobierno de la Generalitat Valenciana, con métodos totalmente fascistas, ha cerrado un medio de comunicación público. A los trabajadores de Canal Nou se les podría aplicar aquel sermón de Martin Niemöller (erróneamente atribuido como poema a Bertolt Brecht) que decía: “Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas, guardé silencio, porque yo no era comunista…” ¡Vaya ironía!: periodistas que nunca televisaron un desahucio, se vieron obligados a televisar el suyo propio.

Durante más de veinte años, la televisión pública pagada por todos y cada uno de los que, valencianos o no, vivimos en esta comunidad, fue una bazofia, basura total. De ahí que debamos mostrar en primer lugar un repudio total hacia el gobierno del PP pero también al oportunismo de algunos partidos políticos de la oposición. La solidaridad con los trabajadores que ahora son despedidos por la corrupta gestión de los gobiernos de la Generalitat no debe hacernos olvidar que esos trabajadores han tardado ¡veinte años! en reaccionar y denunciar las presiones y manipulaciones que padecían, ellos y toda la ciudadanía. Algo muy distinto al proceso que siguió TeleMadrid, Tele ESPE, donde los trabajadores eran los primeros en denunciar públicamente lo que todo el mundo podía percibir. De ahí que quienes somos clase trabajadora debamos aprender que no sirve de nada “ser bueno” con el patrón: los serviles también van al paro.

La pregunta es: ¿se puede mantener la independencia de opinión en un medio de comunicación público, en este sistema capitalista? NO, y la historia así lo demuestra.

El hecho es que, en la Comunidad Valenciana, no queda ningún medio en que se hable en valenciano, los valenciano-parlantes se han quedado sin ese derecho. El hecho es, también, que desde los ladrillos de los edificios a las cámaras y todo lo que haya dentro de las instalaciones es propiedad pública. Y lo van a malvender a los amigos de PP, como la Sanidad y otras tantas cosas. Realmente es incomprensible la pasividad general: si cualquiera le deja la llave de su casa en confianza a la vecina, y ésta viene y vende todo lo que hay dentro, ¿a que nadie lo aguantaría? Todo el mundo lo vería injusto. Entonces, ¿por qué aceptan con tanta tranquilidad que el gobierno, con el beneplácito de la oposición y los sindicatos “no clasistas”, CCOO y UGT,  lo hagan? Porque no nos engañemos: esos lo único que buscan es conseguir poltronas. Cuanto más permitamos que los grandes capitales, ENDESA, CAPIO, MOVISTAR, FFCC,… se apoderen de lo nuestro para lucrarse a lo bestia, peor estaremos. Y no les pidamos que muestren ninguna empatía por los sin techo, los parados, los enfermos, los migrantes, los discapacitados, los obreros, los campesinos, el pueblo en general. Porque sus métodos son propios de psicópatas.

Movilicémonos, tomemos las calles, los centros de trabajo y las escuelas. Organicémonos: somos más, muchos más. ¡SÍ PODEMOS! Y tenemos la razón de nuestra parte. Convirtamos nuestros medios de comunicación públicos en REALMENTE PÚBLICOS: autogestionados por los trabajadores pero también por los movimientos sociales combativos y por el pueblo en su conjunto. Entonces y sólo entonces podremos hablar de medios del pueblo, por el pueblo y para el pueblo.

CONTRA EL CIERRE DE CANAL NOU: ¡OCUPACIÓN Y AUTOGESTIÓN!

Norma G. militante de Alternativa Roja y Verde en Valencia