En apoyo a las Marchas de la Dignidad

marzo 18, 2014

Por todo el estado español se están desarrollando marchas en las que cientos de activistas están participando. Y que están recibiendo el apoyo y la solidaridad de miles por todas las localidades por las que pasan. Se dirigen a Madrid, donde el sábado 22 de Marzo tendrá lugar una Manifestación que esperamos sea masiva. Pese a la censura que los grandes medios de información, siempre al servicio del poder capitalista, están ejerciendo.

Quienes formamos Alternativa Roja y Verde – Los Alternativos apoyamos estas luchas y estamos colaborando con ellas en la medida de nuestras modestas posibilidades. Y el 22 estaremos en Madrid. Allí nos integraremos en el Bloque Unitario y Alternativo que organizan los sindicatos verdaderamente de clase y combativos que proponen unificar las luchas hacia la Huelga General. Porque compartimos sus exigencias concretas; porque entendemos que esta lucha debe insertarse en el proceso de lucha general contra el capitalismo en crisis que se está desarrollando en todas partes; y porque desde Alternativa Roja y Verde también rechazamos la utilización de las Marchas con cualquier sentido electoralista o intereses que no sean sólo y exclusivamente la superación del capitalismo mediante la Revolución Social más amplia, autoorganizada y autogestionada por las propias masas en sus propias luchas.

Enlazamos aquí el vídeo que para las marchas está difundiendo la Confederación General del Trabajo (C.G.T.): http://www.youtube.com/watch?v=jovFju8RCr0 Y animamos a todas y a todos a movilizarse.

PORQUE LA LUCHA ES EL ÚNICO CAMINO

Comunicado de Alternativa Roja y Verde – Los Alternativos. 19 de Marzo de 2014

Anuncios

¡HAY QUE ECHARLOS A PATADAS!

diciembre 13, 2013

Porque el capitalismo muestra a las claras su fascismo. Por una verdadera democracia.

¡HAY QUE ECHARLOS A PATADAS!

PP-fascista

La escalada fascista de los gobiernos del PP no cesa. Conforme han ido ocupando esferas de poder, la represión contra las lógicas y justas protestas y movilizaciones que provocan sus políticas, se ha ido incrementando paulatinamente. No nos dejemos engañar por sus mentiras: su objetivo no es otro que acallar esas protestas ante la imposición de la miseria para la mayoría social, mientras se continúa facilitando la labor de las grandes empresas y sus corruptos cómplices políticos. Por eso criminalizan las resistencias, porque saben perfectamente que la crisis del capitalismo que también está asolando el estado español va a continuar y, por tanto, sus consecuencias van a seguir reventando las vidas de la inmensa mayoría.

Es el miedo a un estallido social mucho más que necesario el que, como pasó en el período de entreguerras, saca a la luz lo que siempre ha estado y estará bajo la falsa máscara de las falsas democracias capitalistas: el fascismo.

Hasta ahora se combinaba sobre todo la brutalidad de los cuerpos represivos del estado, las palizas en las manifestaciones, con lo que ahora se denomina buro-represión: multas indiscriminadas a quienes protestan. Ambos mecanismos muestran a las claras los abusos del poder, el uso totalmente arbitrario y en contra incluso de sus propias leyes que los fascistas que nos gobiernan hacen de su poder capitalista. Y ambos mecanismos aterrorizan, intentan sembrar indiscriminadamente el terror y el pánico entre la ciudadanía.

Pero ahora están dando pasos que van más allá, porque temen lo que se les puede venir encima. Por eso surgen de repente casos de presunto terrorismo supuestamente protagonizado por grupos radicales, anarquistas especialmente. Nada nuevo acusar a los anarquistas y a la “extrema” izquierda en este país: las cloacas del poder ya usaron esas mentiras durante la transición, con el anarquismo y con otras tendencias que promovían la ruptura con este sistema que no es otra cosa que el heredero del franquismo, la vía para que pareciera que todo cambiaba cuando todo lo esencial seguía siendo lo mismo. Parece que por fin la mayoría está dándose cuenta de eso y desechando el mito de la maravillosa “TRAnsICIÓN”. Pues sepamos también que en esos tiempos fueron los gobernantes franquistas, reconvertidos de repente en demócratas “de toda la vida”, quienes infiltraron a sus agentes en los movimientos de oposición para organizar actos violentos de todo tipo.

Y por eso también ahora lanzan su nueva ley de ¿seguridad ciudadana? Un mecanismo claramente antidemocrático y para-legal, propio de dictaduras declaradas y no de seudo-democracias como ésta. Incluso a los ojos de las asociaciones de jueces y fiscales (nada progresistas ninguna de ellas) y de la Unión Europea y los organismos internacionales (tampoco progresistas precisamente), que están mostrando públicamente sus dudas sobre la compatibilidad de este proyecto de ley con la Constitución española, con la legalidad internacional generalmente aceptada y con los Derechos Humanos. Esa nueva ley pondrá en manos de los cuerpos represivos del estado y el poder ejecutivo (no el judicial) las decisiones sobre las sanciones. Y aterrorizará aún más, con multas millonarias, a quienes quieran expresar su rechazo a los recortes, a las privatizaciones, a los desahucios, a los despidos,… A quienes quieran, sencillamente, luchar contra la miseria en la que a la inmensa mayoría nos hunden el capitalismo y sus gobernantes.

Esta situación, este avance del fascismo, no es específico de los podridos y putrefactos que gobiernan ahora. Viene dando pasos desde hace mucho tiempo, con el concurso y la complicidad de los dos grandes gestores del capital (PP y PSOE). Y con el respaldo e incluso la participación en ocasiones de sus demás socios. ¿O no son verdaderos campos de concentración los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIEs), en los que se encierra a personas que no han sido condenadas por ningún delito? ¿No tiene ninguna responsabilidad en ellos el líder del PSOE, Rubalcaba? ¿Y no había ya palizas y brutalidad policial frente a las protestas cuando el tripartito falsamente de izquierdas gobernaba Catalunya, estando incluso al mando de los represores un dirigente de la coalición ICV-IU?

No podemos caer en sus trampas. Porque bien podría ser, como señalan cada vez más compañeros de luchas, que el hartazgo generalizado de la mayoría respecto de los fascistas en el poder llevara a esa inmensa mayoría simplemente a cambiar de amo, de gestor de la misma miseria. Y de fascistas. En ese proceso el capitalismo habría conseguido su verdadero objetivo: reventar cualquier alternativa real. Ejemplos elocuentes al respecto tenemos muchos, demasiados: Islandia, Grecia, Egipto,… En todos esos casos el capitalismo se mantiene. Y la gente, los de abajo, perdemos.

Tenemos que evitar repetir errores históricos. Tenemos que quitarnos todas las vendas que tanto tiempo de falsa democracia ha puesto sobre nuestros ojos. Al fascismo NO se le gana NUNCA en las urnas. Mussolini y Hitler llegaron al poder a través de elecciones, con el inestimable y total apoyo de los que se habían declarado convencidos demócratas hasta que vieron peligrar sus beneficios económicos. Y en otras situaciones, como la España del 36 o el Chile de Allende, las ilusiones electorales dejaron indefensos a la clase trabajadora y al pueblo frente al fascismo, permitiendo que fueran los fascistas los que llevaran la iniciativa y salvaran al capitalismo y a los ricos.

Por eso hay que echarlos a patadas a todos. Por eso el pueblo tiene que tomar directamente en sus manos el poder y las riendas de su destino. Ésa es la auténtica democracia. Hace ya bastante más de dos siglos, en 1762, Rousseau nos advertía con claridad meridiana: “La soberanía no puede estar representada, por la misma razón por la que no puede ser enajenada; consiste esencialmente en la voluntad general, y la voluntad no se representa; es la misma o es otra; no hay término medio. Los diputados del pueblo no son, pues, ni pueden ser sus representantes, no son más que sus mandatarios; no pueden concluir nada definitivamente. Toda ley no ratificada por el pueblo en persona es nula; no es una ley. El pueblo … cree ser libre, y se engaña mucho; no lo es sino durante la elección de los miembros del Parlamento; desde el momento en que éstos son elegidos, el pueblo ya es esclavo, no es nada…En todo este tiempo, ¿no hemos aprendido nada?

Desde Alternativa Roja y Verde – Los Alternativos queremos mostrar nuestra solidaridad con todas las personas que ya están padeciendo esta represión, entre las que se encuentran algunos de nuestros militantes. Especialmente con quienes han sufrido o sufren internamientos preventivos en prisión bajo acusaciones falsas e inventadas por el poder. Y con quienes enfrentan posibles penas de cárcel por luchar con verdadera dignidad por lo que es de justicia: trabajo, vivienda, sanidad, educación, un medioambiente habitable,… Un presente y un futuro para ellos y para todos. Otros son los que deberían estar en las cárceles: todos esos corruptos y mamporreros del capital que han robado al pueblo su dinero y su poder político, que impiden a diario lo único que puede ser llamado verdaderamente democracia: el poder directo, constante y sin delegación ninguna del pueblo.

Queremos también dejar muy claro que vamos a seguir luchando. Contra las políticas capitalistas y contra el fascismo que ese mismo capitalismo lleva dentro. Y contra todos los que pactan con los capitalistas y les sirven fielmente. Porque ya no es tiempo de seguir a medias. O se lucha por la Revolución Social o se es lacayo del capital y cómplice del fascismo.

Por eso, hacemos un llamamiento a todas las organizaciones y activistas que se consideren verdaderamente anti-capitalistas y anti-fascistas, a que luchen sin concesiones, a que se opongan sin titubeos al poder, a que rompan todo pacto con ese poder. Porque con el fascismo no se pacta: ¡AL FASCISMO SE LE COMBATE! 

Diciembre de 2013

Alternativa Roja y Verde – Los Alternativos en el estado español

ahora el fascismo se llama democracia

 

 


Comunicado en apoyo a la convocatoria “25A: Asedia el Congreso”

abril 9, 2013

Aunque la acción  “25S: Ocupa el Congreso” fuese un éxito, ya que unió las luchas populares e hizo que la gente tomase más conciencia y saliese masivamente a la calle, parece que el Parlamento Español no nos ha escuchado.

Eso demuestra que sigue sin representar al pueblo y sin velar por el bienestar de la inmensa mayoría. Todo lo contrario: sirve y representa los intereses de unos pocos, de los que tienen el capital. Haciendo eso nos roban derechos básicos como la Sanidad, la Educación o el derecho a una vivienda digna. Y, mediante la violencia y la opresión, intentan callar al pueblo y desprestigiar acciones como “25S: Ocupa el Congreso” o “25A: Asedia el Congreso”.

Así pues, la convocatoria “25A: Asedia el Congreso” se enmarca en la línea de contestación social, y esta acción marca una evolución hacia una verdadera revolución social, política, económica y cultural. Contra las injusticias tiene que seguir la lucha popular; contra el engaño, contra esta estafa llamada crisis, pero, sobre todo, contra sus “creadores” y también contra la represión. Para poder dar un paso más hacia la revolución, hacia un cambio verdadero que construya algo diferente a esta “democracia representativa capitalista”, demostrando una vez más el profundo error y la tremenda injusticia de este sistema.

Hacemos nuestras las reivindicaciones y los propósitos de esta acción. Denunciamos la persecución y la represión de este régimen contra las organizadoras y organizadores, colaboradores y participantes en esta protesta, cuando en todo momento se ha hecho saber que las intenciones son pacíficas y sin duda legitimas.

Por todo ello, los militantes del grupo Los Alternativos – Alternativa Roja y Verde apoyaremos esta concentración, al igual que ya apoyamos la convocatoria “25S: Ocupa el Congreso”, asediando el Congreso el tiempo necesario, hasta que la razón y la justicia prevalezcan. Y animamos a tomar parte en esta iniciativa, con lucidez y contundencia, como prueba de que el miedo ya no es un obstáculo y que está cambiando de bando. 

No podemos seguir jugando según sus reglas. Tenemos que imponer otras bien distintas que hagan que las personas estén por encima de los beneficios del capital. Para tener un futuro hay que luchar en el presente, hay que luchar HOY.


Contra el desmantelamiento de los sistemas de protección social: participación popular en su gestión. Ningún gobierno solucionará la crisis. La lucha es el único camino.

febrero 21, 2013

logo RAAS

Lo que está ocurriendo con la Sanidad, la Educación y todos los sistemas de protección social, en el estado español y en toda Europa, no es más que el  desmantelamiento de las conquistas que nuestros padres y abuelos lograron a lo largo de décadas. El capitalismo  cada vez necesita menos mano de obra en Europa, al haber  trasladado la producción a los países del sur donde aplica condiciones de semiesclavitud en pleno siglo XXI. Por eso ya no necesita garantizarnos unos servicios públicos mínimos, y en cambio convierte nuestra salud, el futuro de nuestros hijos, la educación, y la vida de nuestros mayores y dependientes en un negocio, SU NEGOCIO.

Al mismo tiempo aumentan la explotación laboral, aprovechándose del miedo de los trabajadores a perder su trabajo, del pánico que produce entre los desempleados no saber si alguna vez podrán trabajar, si serán capaces de cubrir las necesidades básicas el próximo mes. Son terroristas, siembran el terror y miedo entre los trabajadores aprovechándose de la situación de miseria y desesperación que se va extendiendo cada vez entre más familias. 

MIENTEN: hay recursos suficientes para que todxs vivamos dignamente. Solo el capitalismo y la especulación financiera son los responsables de la situación actual.

OBSERVA: mientras nos ofrecen cada vez más objetos innecesarios y se crean falsas necesidades, mayor es el número de personas con dificultades para cubrir sus necesidades más básicas –vivienda, educación, sanidad, dependencia…-.

DESCONFIA: ahora tratan de convencernos desde las “cumbres sociales” que sólo con cambiar de gobierno se solucionara el problema; que regresaremos milagrosamente al estado anterior; que nos sacarán de la “crisis”.  Todos los gobiernos, sea cual sea su color, trabajan prioritariamente para las multinacionales, la banca, los ricos, los poderosos.

RECUERDA: solo el que olvida tropieza dos veces en la misma piedra. PSOE, PP, CiU, PNV y CC aprobaron la ley 15/97, ley que ha hecho posible la privatización de la sanidad.  ¿Quiénes la han ido aplicando en las Comunidades Autónomas?, gobiernos del PP, PSOE e incluso IU e ICV. ¿Quiénes aprobaron la ley que legaliza los conciertos educativos?, ¿Quiénes han dado miles de millones de nuestro dinero a la escuela concertada y a la privada en todo el estado durante décadas?

ORGANÍZATE PARA LA  LUCHA: en asambleas en tu barrio o pueblo, y promueve el apoyo mutuo, las soluciones colectivas y la autogestión. Ningún gobierno nos sacará de la “crisis”.

Sabemos que no sirve para nada meter un papel en una urna cada 4 años. Pero también sabemos que no hay ni salvadores, ni recetas mágicas que tan sólo haya que seguir con los ojos cerrados. La lucha contra la privatización de todo lo público, contra el paro y por el reparto del trabajo, y por los derechos esenciales para la mayoría, no puede separarse de la lucha contra el capitalismo. Porque es el capitalismo el que impone la “crisis” y sus consecuencias.

La alternativa sólo puede construirse entre los trabajadores y los excluidos y desde el mismo proceso de luchas, desde abajo y desde lo cotidiano, unificando las luchas, sin descuidar el trabajo a pequeña escala en nuestro entorno, para construir el cambio a una sociedad igualitaria. Y llevara tiempo.

En el caso de los servicios públicos, para que sirvan a las personas, no a los mercados, tienen que ser éstas las que de forma directa participen en la toma de decisiones, como participan de forma directa en la financiación de los mismos.

En el caso de la lucha contra la privatización de la Sanidad, proponemos:

  • Derogación de la Ley 15/97 y todas las normas autonómicas que permiten la privatización de la sanidad
  • Rescate de los centros privatizados y su paso a manos públicas.
  • Supresión paulatina de los conciertos privados e implantación de un turno de tarde en los hospitales en aquellas categorías en las que no exista (medicina…) para crear empleo, a la vez que se utilizan al 100 por 100 los recursos públicos
  • Planificación de un modelo de industria farmacéutica básica nacional
  • Sanidad para todxs, independientemente de su situación laboral o administrativa.
  • Frente a la sanidad estatal, gestionada por los mismos que luego pasan a formar parte de las empresas privadas que la parasitan, sanidad realmente pública. Si el paciente es el centro del sistema: establecimiento de mecanismos democráticos de participación real por parte de la población en la gestión de los centros.

invierno 2013

 Red Autogestionada Anti-Privatización de la Sanidad (RAAS)

Los militantes de Los Alternativos apoyamos este Comunicado de la RAAS, pues estamos vinculados a esa organización e implicados en sus luchas.


La HUELGA GENERAL del 14 de Noviembre tiene que ser un paso más en la REVOLUCIÓN SOCIAL

noviembre 3, 2012

El próximo 14 de Noviembre habrá HUELGA GENERAL. No sólo en el estado español, sino también en Portugal, Grecia, Italia, Francia, Chipre y Malta. Y movilizaciones contundentes en el resto de la Unión Europea al menos. Este hecho, la extensión y coordinación de las Huelgas y las movilizaciones más allá de las fronteras estatales, tiene una enorme importancia. Que confluyan millones de trabajadoras y trabajadores de toda Europa supone un salto cualitativo en el proceso de luchas que se desarrolla contra este capitalismo mundial en crisis terminal. Por eso los militantes de Los Alternativos (y también nuestros camaradas de Les Alternatifs), en todos los territorios en los que estamos presentes, apoyaremos lo más activamente posible la Huelga General y las movilizaciones que la acompañan.

Pero nuestra actitud, como militantes revolucionarios, no va a quedarse en la simple protesta aislada. Eso es lo que pretenden las direcciones burocratizadas de los autoproclamados “sindicatos representativos”, los que conforman la CES (Confederación Europea de Sindicatos). En el caso español, CC.OO. y UGT. Esas organizaciones, fieles servidoras del capitalismo, sólo pretenden encauzar la protesta en su estrategia de pactos con el poder, como ya tantas veces han demostrado y como están demostrando también ahora. Sólo cuando se ven muy forzados por sus bases y delegados (y por otras organizaciones sindicales y sociales), se deciden a convocar huelgas, pero intentando mantenerlas aisladas y bajo control, para que no puedan derivar en una lucha abierta contra el capitalismo. Sus afiliados y delegados no debieran engañarse: sólo les queda abandonar esos nidos de burócratas y buscar otras herramientas para la lucha.

No se hace una Huelga General para conseguir un objetivo concreto y particular, como cuando se hace una huelga en una empresa aislada. Una Huelga General es siempre, por más que se diga lo que se quiera, una huelga “política”. No en el sentido prostituido del término que practican los “partidos” al uso, sino en el sentido de cambiar una situación global dada. Y, en un momento como éste, es la forma de desarrollar la lucha aún más. Porque la Huelga sirve, ante todo, para que los trabajadores aprendamos que somos nosotros los que hacemos que el mundo funcione, no los parásitos capitalistas y sus lacayos de todos los gobiernos. Ellos sobran. Eso sólo puede aprenderse verdaderamente en el terreno de la lucha colectiva, en la Huelga, cuando somos nosotros quienes nos organizamos, debatimos y actuamos. Por eso el poder nos impone sus servicios mínimos, para sabotear la Huelga y nuestra toma de conciencia. Y por eso también el poder nos roba el “derecho de huelga” y se lo entrega a los sindicatos. Pero la Huelga no es de ellos, por más que sólo ellos puedan legalizarla. La Huelga pertenece siempre a los trabajadores que la hacen. Hacerla, en ningún caso significa “hacerle el juego” a nadie. Menos aún a los sindicatos “mayoritarios”.

Nosotr@s, junto con muchos otros, apostaremos por el grito que se escucha hoy en todas las manifestaciones: ¡Se va a acabar la paz social! Porque si hay posibilidades de un verdadero estallido social que rompa definitivamente con el capitalismo, como es el caso en la actualidad, los revolucionarios, de toda tendencia y color, deben no sólo participar sino fomentarlo. Más aún cuando se puede hablar de un verdadero proceso de huelga de masas a nivel mundial. No nos queda otra, porque sabemos que esta crisis “no tiene vuelta”, no podrá superarse desde el propio capitalismo. Nos queda la revolución social. O la barbarie.

Para ello, en la actualidad, las trabajadoras y trabajadores debemos apoyar a las organizaciones sindicales combativas y revolucionarias: CGT, CNT, Solidaridad Obrera, CSI, SAT,… Y a los movimientos asamblearios que se están desarrollando por doquier. Comprendemos que son débiles aún. Que su implantación es dispersa e irregular. Pero en conjunto aglutinan a muchos miles de afiliados y de militantes que tienen una clara conciencia de la necesidad de radicalizar las luchas. Esos militantes son resultado de luchas pasadas y de la entrada en escena de nuevos activistas hartos del sistema. Y encarnan hoy la dignidad de la clase trabajadora organizada. Eso es lo que ha demostrado la CGT al convocar Huelga General el 31 de Octubre, sin esperar más a los “mayoritarios”. Y también al trasladarla al 14-N, anteponiendo los intereses y la unidad de acción de la clase trabajadora en los tajos y en la calle a cualquier protagonismo. Sin importarle el enorme coste, sindical e incluso económico, que pudiera tener esa decisión. Desde aquí queremos saludar esa actitud coherente, valiente y decidida. Y queremos llamar a la confluencia de todo el sindicalismo revolucionario, junto a las organizaciones sociales, para conformar un bloque radicalmente anticapitalista que sea una verdadera alternativa a los burócratas y su “Cumbre Social”, la última patraña inventada por CCOO-UGT para lavarse la cara tras tantas y tantas traiciones.

Que nadie se engañe: esa “Cumbre Social” no es más que una amalgama de satélites del PSOE, que es quien controla por completo su proceso y a CC.OO. y UGT. Las pocas organizaciones verdaderamente de izquierdas que quedan en la “Cumbre Social” representan tan sólo una minoría, que no podrá hacer nada para contrarrestar a los burócratas. Por coherencia, deben seguir el ejemplo de otras organizaciones que asistieron a la primera reunión de la “Cumbre Social”, como Ecologistas en Acción, CGT,…: al comprobar el engaño (otro más) de los sindicatos “mayoritarios”, rompieron con el proceso. El Comunicado que emitió Ecologistas en Acción al respecto es muy clarificador de la estratagema de CCOO-UGT (puede verse en: http://www.ecologistasenaccion.org/article23974.html)

No podemos saber qué terminará pasando. Lo que sí sabemos es lo que la Historia nos demuestra: todo lo que los trabajadores y el pueblo tenemos lo hemos conquistado luchando. Nadie nos ha regalado nada. Los militantes de Los Alternativos seguiremos apostando por la extensión y radicalización de las luchas.

SI LUCHAS, PUEDES GANAR.

SI NO LUCHAS, ESTÁS PERDID@

¡FRENTE AL CAPITALISMO, HAY QUE EXTENDER LA REVOLUCIÓN SOCIAL!

Resolución aprobada por la Asamblea abierta del núcleo de  Los Alternativos – Alternativa Roja y Verde en La Mancha, celebrada en Quintanar de la Orden el 1 de Noviembre de 2012

La Grève Générale du 14 Novembre doit être une nouvelle étape dans la révolution sociale


Comunicado del núcleo de Los Alternativos en La Mancha en apoyo a la convocatoria del “25S: Ocupa El Congreso”

septiembre 22, 2012

En el camino de la contestación social a esta estafa que llaman crisis, se empiezan a plantear acciones con el suficiente eco social y que están marcando una evolución hacia un cambio mas profundo en el estado de las cosas, hacia una verdadera revolución social, política, económica y cultural.

La convocatoria “25S: Ocupa El Congreso” se enmarca en esta línea, señala directamente por primera vez a una parte fundamental del problema, la “democracia representativa capitalista”, modelo impuesto en todo el mundo como “única” forma posible de organización de la vida. Pero los hechos que nos acontecen y que han precedido a la actual situación no han hecho mas que demostrar el profundo error y la tremenda injusticia de este sistema.

El Parlamento Español esta lejos de cumplir el cometido para el que fue creado, representar al  pueblo, ser su voz y velar por el bienestar de la inmensa mayoría de sus ciudadanos. Por el contrario, sirve a otros intereses radicalmente opuestos, representa los intereses de las finanzas, es su altavoz y vela por la “fortuna” de unos pocos. No es demagogia: nos remitimos a las pruebas que el día a día nos deja. Nos roban  progresivamente el derecho a tener una vida digna y feliz, y lo hacen con una herramienta que no es suya, que no es de nadie y que es de todas y todos: el Congreso.

Los bienintencionados intentos de algunos agentes que utilizan los “cauces oficiales” para revertir en parte esta situación son minoritarios, y tienden a la marginalidad por la propia dinámica del sistema, no solo político, sino también cultural e informativo.

Hacemos nuestras las reivindicaciones y los propósitos de esta acción, denunciamos la persecución y la represión de este régimen contra las organizadoras y organizadores, colaboradores y participantes en esta protesta, cuando en todo momento se ha hecho saber que las intenciones son pacificas y sin duda legitimas.

Por todo ello, los militantes del grupo de Los Alternativos en La Mancha apoyaremos esta concentración circundando el Congreso el tiempo necesario, hasta que la razón y la justicia prevalezcan. Y animamos a tomar parte en esta iniciativa con lucidez y contundencia, como prueba de que el miedo ya no es un obstáculo.

No podemos seguir dejando por más tiempo nuestro futuro común en manos de un sistema del que somos ajenos, y que ha dejado de lado a la ciudadanía que debería representar.


PORQUE NO HAY OTRA SOLUCIÓN, A LA REVOLUCIÓN SOCIAL

julio 27, 2012

Comunicado del núcleo de militantes de Los Alternativos – Alternativa Roja y Verde en La Mancha.

27 de Julio de 2012 

La crisis no sólo continúa, sino que se agrava, se hace cada día peor. Y no hay salida desde el capitalismo, porque este sistema está en crisis terminal. Sólo hay que ver cómo sus gobiernos (todos, los de ahora y los de antes) no saben qué hacer; cómo mienten cada día (desde hace años, ellos y sus medios de desinformación) diciendo que en unos meses o años veremos cómo cambia el ciclo económico. Pero lo único que hemos visto, vemos y veremos es cómo se hunden nuestras condiciones de vida, porque las consecuencias las pagamos la inmensa mayoría. Se deterioran nuestras vidas y perdemos las conquistas sociales que tanto tiempo y tantas luchas nos costaron. Y que hemos pagado con nuestro trabajo y nuestros impuestos, porque el poder no nos ha regalado nada.

Cada vez somos más los que luchamos en todo el Planeta, y también aquí, en La Mancha, contra los efectos de la crisis. Pero no nos escuchan, el poder no escucha a la mayoría. Ni lo hará. Son siervos del capital, el “consejo de administración de la burguesía”, que dijeran Marx y Engels. Por eso es necesario que los movimientos sociales que enfrentamos la crisis introduzcamos en nuestros discursos, en nuestras propuestas y en nuestra praxis, la Revolución Social como objetivo inmediato e ineludible.

El capitalismo está en crisis terminal. Nos lleva directamente a la Barbarie. Por eso nos toca elegir, como nuestros antepasados expresaron clara y rotundamente en la consigna clásica del movimiento emancipador: ¡SOCIALISMO o BARBARIE!

La Globalización no es más que el final del proceso de expansión del capitalismo sobre todo el Planeta y sobre todas las sociedades y grupos sociales pre-capitalistas: la conformación de una “única, gran economía capitalista mundial”, como nos dijera ya hace un siglo Rosa Luxemburgo. Y ese sistema no puede sobrevivir sin expandirse. Por eso ahora “se devora a sí mismo”, a l@s trabajador@s y al Ecosistema. Eso es lo que se oculta tras las medidas para aumentar la productividad (rebajas de sueldos, reformas laborales, deslocalizaciones a países con mano de obra más barata,…), un aumento sin precedentes de la explotación de la inmensa mayoría (la clase trabajadora) y de los recursos del Planeta.

En ese proceso los Servicios Públicos juegan un papel fundamental. Porque son lo más necesario e importante para la gente, aquello en lo que gastan y gastarán sus últimos recursos. Por eso lo que antes era “improductivo” para el gran capital (la sanidad, la educación,…) y tenía que ser mantenido por los trabajadores y los estados, ahora es la fruta más jugosa por la que todos los fondos de inversión y las transnacionales se pelean. Eso es lo que está detrás del proceso de privatización de todo lo público. Un proceso para el que los recortes son fundamentales. Y el déficit, la deuda y la crisis son las excusas.

Pero ¿qué es la Barbarie a la que nos llevan desde el poder económico-político? La Barbarie es otro sistema social, diferente del capitalismo como éste lo es del feudalismo y de otros sistemas sociales antiguos. En la Barbarie la ecuación producción masiva para un consumo masivo se romperá por completo. Ya podemos verlo ahora de forma incipiente, a través de la recesión y la depresión, de la destrucción de fuerzas productivas (cierres, despidos,…). Pero lo fundamental para la mayoría es que en la Barbarie la mayoría sobraremos. Hace ya años que los científicos sociales emplean el concepto de “Población Sobrante” en sus análisis. Y lo hacen para señalar a las crecientes masas de población que por todas partes quedan excluidas, son abandonadas a su suerte, condenadas a malvivir hasta que sucumban. Todos tenemos que mirarnos en ellas, porque son el espejo que refleja nuestro futuro, el futuro que a los más nos tiene preparado el capitalismo. Si no somos capaces de hacer algo por evitarlo, de destruir el capitalismo y construir una sociedad radicalmente alternativa. Lo que tradicionalmente se llamó Socialismo (por la socialización de todos los medios de producción), Comunismo (por poner todo en común y desaparecer la división en clases antagónicas de la sociedad) y Anarquismo (por la desaparición de todo poder opresor, de todo Estado al servicio de la clase dominante). Esas “viejas” ideas hoy cobran más actualidad que nunca. Y lo hacen frente al capitalismo y sus organizaciones serviles (PP, PSOE,…). Pero también frente a los discursos de las organizaciones reformistas (en nuestro caso IU, EQUO, los sindicatos “mayoritarios”,…) que nos dicen que ellos son los “realistas”, cuando lo que ellos plantean es lo que verdaderamente es imposible. Porque el capitalismo funciona de una manera muy determinada, no como a los reformistas de turno les gustaría. Eso nos enseñaron muchos desde hace siglo y medio. Pero los reformistas no han aprendido nada.

Entre los discursos reformistas, el más absurdo es el que plantea que es posible “volver atrás”, a lo que ellos denominan “senda del crecimiento” y “estado del bienestar”. La Historia nunca va hacia atrás. Pero además, ese crecimiento fue lo que nos condujo hasta aquí, porque fue crecimiento para unos a costa de la mayoría; y ese bienestar es más que discutible, pues unos pocos estuvieron muy bien mientras a la mayoría nos dejaban las migajas y pagábamos su fiesta. Por poner un ejemplo, el poder adquisitivo de la mayoría no creció en esos años. Todo lo contrario.

Por eso, lo que necesitamos no es soñar con volver a estar como estábamos. Es imposible, y para muchos seguiría siendo una pesadilla. Lo que necesitamos es repartir la riqueza existente, más que de sobra, de manera igualitaria y conforme a las necesidades reales de la gente. Y eso implica un cambio total y radical (desde la raíz) de sistema, no volver atrás. Otro ejemplo: en el estado español hay 5 millones de viviendas vacías (un 20% del total). ¿Necesitamos construir más?

¿Qué tenemos que plantear en las luchas contra la crisis? Lo primero, sin lugar a dudas, lo que ha sido el lema de muchas movilizaciones desde que estalló esta crisis: LA CRISIS QUE LA PAGUEN LOS CAPITALISTAS. ¿Cómo? Imponiendo un programa social que incluya, al menos:

  • No hay que pagar ninguna deuda, porque toda deuda es odiosa. Los títulos de deuda son papeles en los que está tasada la explotación de los más. Con echarlos al contenedor para reciclar tenemos bastante.
  • Reparto del trabajo y la riqueza, hasta alcanzar el pleno empleo y la satisfacción de las necesidades de la gente. Hay que acabar con las mentiras del poder, que nos dice sin que le de vergüenza alguna que para acabar con el paro ¡hay que despedir! Para acabar con el paro lo que hay que hacer es disminuir la jornada laboral hasta conseguir el pleno empleo. Sólo en España hay casi 6 millones de parados, por lo que si repartimos el trabajo, además, trabajaremos todos menos, en lugar de más (los que tienen trabajo) como pasa ahora.
  • Frente a cierres y despidos, ocupación y autogestión por parte de los trabajadores. Como se ha hecho en Argentina y en muchos otros lugares, también aquí en España, desde hace años. Y como se está haciendo frente a esta crisis en Grecia de manera cada vez más masiva. Porque funciona, pero eso no nos lo cuentan en la tele.
  • Todos los Servicios Públicos en manos de sus trabajadores y de las comunidades que los utilizan. Hay que socializarlos, frente a las privatizaciones y también frente a su control por los estados, que es lo que permite que funcionen mal y se privaticen para el lucro de unos pocos.
  • Anulación de todas las hipotecas y alquileres. La vivienda para quien la habita.
  • Colectivización y socialización de todas las tierras y agroindustrias. Hay que ir mucho más allá del actual modelo de cooperativas, inservible en la mayoría de los casos para una verdadera emancipación social. Y hay que garantizar la alimentación de la gente, no los negocios de las multinacionales.
  • Apropiación social de la producción de energías, impulsando las renovables (cuyo desarrollo en manos privadas hemos subvencionado entre todos, por lo que no hay nada que indemnizar) y fomentando el autoabastecimiento y la autoproducción a escala local.
  • Gratuidad y socialización del transporte público, con prioridad absoluta sobre el privado. Por eso hay que defender, solidarizarse y apoyar a los trabajadores de RENFE, ADIF y FEVE, sus movilizaciones y la Huelga que realizarán el 3 de Agosto.
  • Inversión, controlada totalmente por las comunidades locales con sus movimientos sociales, en formación y empleos destinados a la conservación de los Ecosistemas, del Medioambiente. Y a arreglar los destrozos que hemos ocasionado en esos Ecosistemas. Eso crearía muchísimos empleos y nos garantizaría un futuro a todos. Y si en lugar de recortar se estuviera haciendo eso, no estaría ardiendo media España.
  • Apropiación por el pueblo y los movimientos sociales de todos los medios de información que hoy están al servicio del poder.
  • En definitiva, un modelo productivo basado en las necesidades reales de la gente y no del capital.

Los movimientos sociales, además, deben plantear éstas y todas las cuestiones a escala mundial. Deben desarrollar su Solidaridad Internacional, desde abajo. Porque la crisis es global y mundial: se manifiesta, aunque de formas distintas, en todas las partes del Planeta. Por eso la salida, la Revolución Social, tiene que desarrollarse también a escala mundial.

El núcleo de militantes de Los Alternativos – Alternativa Roja y Verde en La Mancha lucharemos por impulsar estas medidas en las luchas que aquí se desarrollan. Seguiremos participando, sin ningún afán de protagonismo (como hemos hecho hasta ahora), en todos los movimientos sociales que luchan contra la crisis. Impulsaremos las formas de lucha directa, de resistencia y desobediencia civil, en el contexto de la convocatoria de toma del Congreso para el 25 de Septiembre. Y lucharemos para que la Huelga General convocada en Euskadi y Navarra para el 26 de Septiembre se extienda a estas tierras y a todo el Estado.

¡SÓLO LA REVOLUCIÓN SOCIAL NOS SACARÁ DE LA CRISIS!

¡ORGANÍZATE Y LUCHA!